2018-01-16 16:01 FC Barcelona Por: Redacción MB

Los celos a Messi precipitan la salida de Cristiano del Madrid

En el Madrid no se plantea la renovación de Cristiano ahora mismo, lo que podría precipitar la salida del luso



Cristiano Ronaldo ha vivido siempre a la sombra de Messi. Ha ido remando siempre tras el argentino para intentar parecerse a él, sabiendo que el innato don del jugador del Barça es inalcanzable para cualquier otro futbolista. 

Por ello, los celos hacia Messi ha sido una constante desde que llegara a Madrid. No le han permitido ser lo que siempre ha querido (el mejor) y ha conllevado a que haya desvariado hasta tal punto de querer ser comparado con D10S. Esa comparación, no solo deportiva, ha traído a Cristiano Ronaldo y al Real Madrid de cabeza en los últimos años, ya que el luso quiere que su club lo trate con la misma condición como el Barça trata a su crack.



En primer lugar está el tema del salario. Ronaldo quiere cobrar como Messi. Ya se lo ha hecho saber a la entidad. Y este condicionante puede hacer que se precipite su salida porque el Real Madrid no está dispuesto ni a subirle el sueldo hasta equiparar al argentino, ni tampoco revisar el contrato que le une al equipo. Al menos por ahora.

Una historia muy larga

La historia comenzó hace unos meses cuando se destapó un presunto fraude con Hacienda. Se filtró que el portugués quería dejar el Madrid y España por los diferentes problemas que este país dice que le ocasiona. Después vino la entrega de los premios que le acreditaban como mejor futbolista del año (que no de la historia), como el The Best y el Balón de Oro, y ahí comenzó un tira y afloja con la presidencia, en concreto con Florentino, sobre una revisión de su contrato, con palabras como: “Yo ya hablo en el campo” o “el club sabrá”.

Cristiano pide cuando menos da

Todo esto podría tener algo de sentido si el jugador del Madrid estuviese ofreciendo su mejor cara, esa que lleva dos años (sin contar algunos partidos) sin dar y que parece que ya no volverá.



El equipo está en el peor momento de los últimos años y el jugador solo piensa en él (otra diferencia más con Messi). Todo esto está haciendo que en el club se hayan cansado del portugués, y que, incluso la grada que tanto lo ha ovacionado, esté empezando a tener dudas y a querer que su marcha se haga realidad.


Deja tu Comentario