2018-01-17 20:01 Real Madrid Por: Fede Peris

El Manchester United pregunta por Cristiano y se lleva un susto

El Manchester puede costear el precio del fichaje pero ve excesivo el sueldo del portugués



El Manchester United de Mourinho ha activado la operación Cristiano Ronaldo. El equipo inglés ya ha preguntado por el luso, quien habría manifestado esta semana que deseaba recalar en el club de la Premier, y se han llevado una sorpresa, ya que el precio de Cristiano está en 200 millones de euros, y el sueldo sería de 50 millones por temporada.

En Manchester ven exagerado el sueldo del jugador. Aunque podrían costear la operación de 200 millones, no creen que un futbolista que está a punto de hacer 33 años tenga que recibir tal cantidad de dinero, por los cuatro años que duraría el contrato, acabando este cuando el portugués tuviese 37 años. Esos 50 millones netos al año podrían ser la pesa de la balanza que decantase al equipo inglés en desechar su fichaje.



Con todo, y según informa La Sexta, en Manchester verían con buenos ojos la operación, aunque se tendría que revisar el salario. Los ‘red’ saben que con el concepto de marketing los 200 millones podrían subsanarse durante las 4 temporadas que vistiese Cristiano su camiseta, pero el dinero a percibir por el delantero ya es otra historia, por lo que la operación podría acabar en un mero intento.

Cristiano está tanteando su salida desde el 2012

Los malos resultados cosechados por el Real Madrid están teniendo consecuencias en la plantilla y podrían traer alguna que otra sorpresa en el próximo mercado estival de fichajes. Jugadores como Karim Benzema o Cristiano Ronaldo tendrían más cerca su salida del club blanco que nunca, por su papel en el equipo los últimos meses y las ambiciones de fichajes de Florentino Pérez. En el caso del portugués, el descontento con su situación actual es lo que genera más dudas, aunque esta no es una situación nueva en absoluto desde que el crack llegó al equipo en verano de 2009.

Desde entonces, en más de una ocasión el crack merengue ha dicho sentirse infeliz en el vestuario, aunque en todas las ocasiones ha terminado renovando como merengue. “Estoy triste y en el club lo saben”, sorprendió el astro en 2012, tras perder varios títulos y empezar su cuarta campaña sin una mejora de contrato sustancial que le volviera a propulsar a lo más alto del mundo.



Pero el incendio se apagó al año siguiente, cuando Florentino le propuso esa renovación al alza tan esperada, que dibujó de nuevo una sonrisa en el rostro del astro madridista, que alargó su contrato cuando algunos daban por hecha su marcha al Paris Saint-Germain.


Deja tu Comentario