2018-01-19 18:01 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Desmontando el fichaje de Neymar por el Real Madrid

Neymar es la cortina de humo para tapar las miserias del Madrid



Hoy lo decía Josep Pedrerol en Jugones sin ninguna base para fundamentarlo: "Neymar quiere jugar en el Real Madrid". Lo dice Pedrerol y su credibilidad es suficiente. Y si no quiere jugar en el Madrid, es igual. Lo importante es que la sola posibilidad de fichar a Neymar genera ilusión entre un madridismo desolado por la cruda realidad de su equipo. A falta de otras alegrías, bueno es soñar con Neymar. A falta de partidazo en Leganés, hay que agarrarse al clavo ardiendo del Espanyol como gran alegría de la jornada copera. El guión de la caverna mediática madridista de Florentino Pérez consiste en distraer al personal con cosas bonitas.

Neymar no fichará por el Real Madrid

El madridismo vive de las ilusiones, sueños y esperanzas que le transmite su aparato de propaganda. La ilusión ahora no es ni Cristiano Ronaldo, ni Bale, ni Benzema. Lo que de verdad motiva al madridismo es Neymar. Se lo han repetido tantas veces, que los aficionados no dudan a estas alturas de que Neymar fichará por el Real Madridy ya incluso ha empezado la Operación Apestado para Cristiano Ronaldo, a quien las encuestas dan como perdedor ante el ex barcelonista.



Pero ni Neymar dejó el Barcelona para irse a París como escala para acabar en el Real Madrid, ni existe ninguna cláusula que permita a Florentino llevárselo a la brava como hizo con Figo, ni el PSG tiene el más mínimo interés en hacer negocio con él. El presidente Nasser Al Khelaifi tiene el dinero por castigo y nadie, ni Florentino, le va a convencer a base de ceros en el talonario. Neymar es mucho más que un futbolista en París. Es la apuesta de Qatar 2022. Es el mejor embajador de un Mundial que está teñido de sombras. Es el tipo que tiene que blanquear la oscuridad que envuelve a la organización de ese torneo. 

Neymar disfruta de privilegios que no tendría en Madrid

El dinero está en Qatar. Y Qatar ha apostado por Neymar, que cambió el Barça por el PSG por dinero, pero también porque allí le ofrecieron la oportunidad de liderar un proyecto en el que él iba a ser el único líder. Liberado de Leo Messi, por primera vez tendría la posibilidad de convertirse en el buque insignia de un grande de Europa. Y la aventura no ha hecho más que empezar. En París se lo han dado todo. Todo. Y si le molesta Cavani, Cavani saltará. Y si no le gusta el entrenador, el entrenador se irá. Y si algo no es de su agrado, la solución llegará de forma inmediata. Y si se tiene que ir al Carnaval de Río, tendrá todos los permisos que necesite. Neymar sabe que en el Real Madrid no dispondría de estos privilegios.

En estas circunstancias, y ganando mucho más de lo que Florentino Pérez no le quiere pagar a Cristiano Ronaldo, se antoja imposible que Neymar renuncie al paraíso de París para meterse en la boca del lobo de un club que lo maltrató en el pasado, que no le garantiza la desaparición de Cristiano Ronaldo del vestuario, y que necesita empezar de cero con una revolución en su plantilla en la que los jugadores que sobran no pueden ser suplidos por los jóvenes que llegaron este verano. 



"El Madrid está dispuesto a hacer historia con el fichaje del siglo"

Neymar se encontró en París con una plantilla hecha. Hecha a su medida. En Madrid hay que fichar a Harry Kane, a Hazard, s Salah... y tiene que sobrar para pagar la burrada que costaría él, que los propios medios palmeros madridistas cifra en 600 millones de euros. 

Mientras tanto el aparato de propaganda juega con la falacia de que es Neymar quien se quiere ir de París. Y festejan cualquier contratiempo, como los silbidos de ayer, como una señal que le acerca al  club blanco. Y hablan de una cláusula que no existe para forzar al PSG. Venta de humo para tapar la triste realidad del Real Madrid.

"El Madrid está dispuesto a hacer historia fichando a Neymar. El fichaje del siglo". Así lo vende OK diario, el portal de Eduardo Inda, flautista aventajado en la interpretación de la tonadilla de Florentino Pérez. Y la tonadilla ahora es Neymar. Los fichajes del Barça son puros despilfarros (aunque le permitan ganar el clásico por 0-3 y sacarle 19 puntos al Madrid), los (supuestos) fichajes de Florentino Pérez son los negocios del siglo. El Barça derrocha. El Real Madrid hace historia. El problema es que todo es pura ilusión. Venta de humo. Como venta de humo fue el cacareado fichaje de Messi por el Real Madrid. Inda sabía por qué lo aseguraba, porque Florentino lo intentó. Pero no fue más que humo. Como lo de Neymar. Una cosa es querer y otra poder.

Bla, bla, bla... y bla

Ahora se trata de presumir de gastar más que el Barça. Y habla OK diario de 250 millones. Como si el PSG estuviera dispuesto a aceptar un rácano beneficio de 28 millones renunciando al sueño de su vida, a un número uno mundial para llevar al equipo parisino a lo más alto. Qué despistados van. Y se mantienen en que el padre del jugador tiene un acuerdo (¿ilegal?) con Florentino Pérez para la salida del jugador, con contrato en vigor, este verano rumbo a Madrid.... porque "el dinero no será problema".  Y hablan de 600 millones, más Kane, más Hazard, más Icardi...

Bla, bla, bla y bla... Los 19 puntos priducen calenturas y hacen mucho daño, tanto que es necesario recurrir a la ciencia ficción. Como siempre. Todo sea por devolverle la ilusión al madridismo. Una noble causa.

 


Deja tu Comentario