2018-01-20 13:01 Cristiano Ronaldo Por: Carlos Muñiz

Cristiano Ronaldo sólo ve traidores entre sus compañeros

La actitud favorable a Neymar de sus compañeros de vestuario ha hundido anímicamente a Cristiano Ronaldo.



Cristiano Ronaldo madura su salida del Real Madrid de forma proporcional a la intensificación en el club blanco del interés por fichar a Neymar. El crack portugués entiende que su condición de número uno mundial no le permite seguir en un club en el que, en su opinión, no es valorado.

Cristiano Ronaldo se siente ninguneado por el presidente, por no valorar en clave económica su aportación al club en los últimos años y mostrar además, abiertamente, su deseo de reemplazarle por Neymar en lugar de mejorar su ficha y situarla de acuerdo a su condición de vigente Balón de Oro y The Best del fútbol mundial. 



Se siente decepcionado por la actitud de sus compañeros

Pero el enfado de Cristiano Ronaldo no es unidireccional hacia Florentino Pérez. Está harto de las encuestas de la prensa en la que los aficionados madridistas se muestran partidarios de su cambio por Neymar, y lo que ha acabado por colmar el vaso de su paciencia es que también sus propios compañeros se manifiestan favorables a la llegada del crack brasileño sin tener en cuenta su aportación decisiva al juego y los resultados del Real Madrid en los íultimos años. La mala racha por la que atraviesa el equipo en las últimas semanas le ha servido para abrirle los ojos y para ver traidores por todas partes. Cristiano está hundido anímicamente, algo que se traduce en un bajón considerable en su rendimiento.

No le perdona a Sergio Ramos que haya manifestado públicamente que "si por mí fuese, ficharía a Neymar ya en diciembre". No es eso lo que Cristiano Ronaldo esperaba de su capitán. Tampoco ha encajado bien que su amigo del alma Marcelo se muestre favorable a la llegada de su otro amigo, Neymar, como solución a los males del Real Madrid, como si su presencia resultara invisible para sus compañeros. Ni las insinuaciones de Isco rindiéndose a los pies de un futbolista que ahora mismo sólo es rival del Real Madrid.

Cristiano ve enemigos por todas partes

Cristiano Ronaldo ve enemigos por todas partes, pero lo que más daño le ha hecho es descubrir que sus propios compañeros caen rendidos ante la magia de quien ahora mismo no es más que el número tres del fútbol mundial. El portugués cree que aún le quedan tres o cuatro años de máximo rendimiento y contempla decepcionado cómo le hacen la cama desde su propio club lanzándose a los brazos de Neymar. Y no está dispuesto a prolongar esta situación en el tiempo sabiendo que el presidente le ha dado ya carta blanca a su representante, Jorge Mendes, para que le busque equipo.



Otra cosa será que Mendes encuentre a alguien dispuesto a pagar más de 100 millones por un futbolista de 33 años y de ofrecerle lo que Florentino Pérez no le quiere dar: 50 millones al año. De momento, el Manchester United, que figuraba en la primera posición en la puja por hacerse con sus servicios, ha abandonado la carrera.

 

 


Deja tu Comentario