2018-01-22 17:01 Opinión Por: Fede Peris

Boicot del Barça a los rivales españoles de La Liga

El Barça acaba con la emoción de la Liga española convirtiendo a todos los demás en meros comparsas.



En un momento es que están de moda los boicots a determinadas denominaciones de origen, el Barça lleva a la práctica el suyo propio a la Liga española, a la que está ninguneando con una superioridad humillante para sus rivales. El dominio del Barça en La Liga española pone en cuestión la jerarquía de una competición que pretende ser la mejor del mundo y que en realidad sólo es el Barça y los demás.



Así están las grandes ligas europeas

Cuando apenas se han disputado 20 jornadas, el Barça le saca 11 puntos al segundo, 14 puntos al tercero y 19 al cuarto. Una humillación absoluta para todos, que se ve agravada porque el Barça es el máximo goleador y tiene a los dos primeros clasificados en el pichichi, y también es el menos goleado, con Ter Stegen de Zamora provisional. Así están las cosas en las otras grandes ligas:

INGLATERRA: 1.- Manchester City, 65; 2.-Manchester United, 53; 3.- Chelsea, 50; 4.-Liverpool, 47



ALEMANIA: 1.-Bayern, 47; 2.-Leverkusen, 31; 3.- Schalke, 31; 4.-Leipzig, 31

ITALIA: 1.- Nápoles, 54; 2.-Juventus, 50; 3.-Lazio, 43; 4.-Inter, 43

FRANCIA: 1.-PSG, 56; 2.-Lyon, 48; 3.-Marsella, 47; 4.-Mónaco, 46.

El Manchester City de Pep Guardiola tiene sobre el segundo un punto más que el Barça. Y el Bayern de Múnich 5 más. Sin embargo, el City le saca 18 puntos al cuarto y el Bayern 16. En Francia las diferencias son más estrechas: 10 puntos del primero al cuarto. Y en Italia ese margen es de once, aunque entre el primero y el segundo sólo hay cuatro puntos de diferencia.

Ante la superioridad aplastante que muestra el Barça sobre los demás, se entiende que las aficiones rivales, incluso las que lanzan mecheros contra los jugadores, acaben rindiéndose ante el juego del once de Valverde, como sucedió ayer en Sevilla con una ovación dirigida a Leo Messi. Cuando no se puede ofrecer resistencia, no queda más remedio que apreciar el espectáculo, aunque quien lo ofrezca sea el equipo rival.

La trayectoria del Barça adquiere mayor relevancia si tenemos en cuenta que entre sus víctimas se encuentra el actual campeón de Europa, que ha ganado tres de las cuatro últimas Champions, y el Atlético de Madrid, finalista en dos ocasiones en los últimos años. Y también cobra mayor realce el lucimiento de Leo Messi porque en la misma competición participa el incuestionable (?) premio The Best y Balón de Oro.

Pese a eso, La Liga española es el Barça y los demás, que juegan el papel de comparsas.