2018-01-24 17:01 Real Madrid Por: Redacción MB

El tridente del PSG es un fiasco en 2018

Cavani Mbappé y Neymar tan solo han coincidido sobre el terreno de juego 23 minutos en este 2018



Las cifras del tridente del PSG en la temporada asustan. Eso es cierto, pero también lo es que durante este 2018 está siendo todo un fiasco. Tan solo han coincidido los tres jugadores (Cavani-Mbappè-Neymar) sobre el terreno de juego en 23 minutos, ya que Neymar se perdió el último choque ante el Lyon y volverá a quedarse fuera en Copa. Por su parte, Mbappè sufrió una lesión el fin de semana y Cavani comenzó apartado el año.

Y es que Cavani se reincorporó tarde de las vacaciones de Navidad, y Emery decidió castigarle manteniéndolo apartado del resto del grupo y se perdió dos encuentros. Aún así, a día de hoy es el único que está totalmente integrado y elevando sus números, porque Mbappé tuvo un fuerte choque en el último partido liguero y se perderá el encuentro de Copa de entre semana y el de Ligue1 del fin de semana, por lo que el tridente tendrá que esperar para reencontrarse.



Neymar, caso aparte

Otra cosa es Neymar, que parece ir por su lado. Se quedó fuera de la convocatoria ante el Lyon por molestias y no parece que pueda reaparecer en Copa. No obstante, la vuelta a la polémica con la afición con el caso Cavani parece no haber acabado y podría estar haciendo que el reencuentro del tridente se fuese retrasando cada vez más.

Así las cosas, los tres jugadores solo han compartido 23 minutos sobre el terreno de juego. Lo hicieron en el partido ante el Dijon que acabó con un contundente 8-0 y en el que Neymar marcó 4 goles y Mbappé y Cavani uno cada uno. Pero el francés en ese partido no fue titular.

El público del PSG se decantó por Cavani

Neymar no encajó nada bien sentirse abucheado por su propia afición. Nunca le pasó algo parecido en sus cuatro años como jugador del Barça. Con su cara pagaba al término del 8-0 al Dijon de la última jornada. No se lo podía creer. Neymar venía de anotar cuatro goles y dar dos asistencias en la escandalosa goleada (8-0) de su equipo al Dijon, pero su público le despidió con una cerrada bronca. No le perdonaron el feo detalle de impedirle a Cavani lanzar el penalti que significaba el 8-0. Para Neymar era acabar el partido con un póker de goles. Para Cavani, superar a Ibrahimovic como náximo goleador de la historia del PSG.  Y Neymar no le dejó a Cavani lanzar el penalti. El público le respondió decantándose por el uruguayo.



Neymar no esperaba esa reacción del público parisino, que le ha dejado tocado en los últimos días. Tanto, que ha preferido saltarse el partido del PSG en Lyon que puede dejar la liga francesa sentenciada. Se trata de uno de los pocos partidos de máxima exigencia que debe afrontar el equipo de Emery la cómoda liga francesa en la que el PSG y Neymar se pasean sin oposición.


Deja tu Comentario