2018-01-25 12:01 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

La Unidad B ajusta cuentas con Zidane y consuma su traición

Los suplentes le dieron la espalda a un técnico que no confecciona las alineaciones de acuerdo al rendimiento en los entrenamientos.



“¿Dónde está la garra? Un madridista le pide al equipo, no que sea brillante, que pelee más, que se coma la hierba. Y esto con la Liga perdida. Y dicen que ahora el PSG, ¿el PSG? Que te va a pintar la cara. Claro que la culpa es de Zidane. No había que fichar a nadie para proteger a la plantilla, pues la plantilla le ha pintado la cara a Zidane. El vestuario le ha dejado tirado, se ha quedado solo”. Son las duras palabras de Josep Pedrerol, presentador y director de El Chiringuito expresando la sensación de impotencia que embarga al madridismo tras la inesperada eliminación del Real Madrid de la Copa del Rey.

El colaborador Manu Sainz disparaba en la misma dirección: “Me da pena Zidane, ahora mismo me da pena. Los jugadores le han dejado tirado. Zidane se ha partido la cara desde el primer día por el equipo, por ellos, y le han dejado tirado los jugadores. Era un día para que le dieran argumentos para que jugasen más. La gente mata a Zidane por haber puesto al plan B, pero sus jugadores no han hecho lo suficiente”. Alfredo Duro añadía:  “Se ha acabado lo de mirar atrás, lo de sacar la sala de trofeos. Ya no hay excusas. Se justificaba todo. No sé la razón por la que se justificaba todo, pero no se puede justificar la vergüenza y el bochorno. La grandeza quedó atrás y quedó atrás para obligarnos desde el hoy. Todo el mundo dentro del vestuario lo ha justificado todo y la consecuencia es el fracaso”. Y Edu Aguiire, por su parte, concluía: "Hay cinco o seis jugadores que no tienen nivel para estar en la plantilla del Madrid. Hay que hacer algo".



Los suplentes le dan la espalda a Zidane

Con nivel o sin nivel, lo cierto es que Zidane ha fiado su futuro y el del Real Madrid a esta plantilla sin retoques, negándose a ver que el tiempo pasa rápido, y en fútbol más, y que lo que ayer garantizaba la Champions League hoy puede no servir para ganar al Leganés.

La Unidad B ha vuelto a traicionar a Zidane. Como sucedió ante el Fuenlabrada y Numancia, aunque el Real Madrid pasara las eliminatorias de forma penosa. Las alineaciones por decreto que dejan fuera a jugadores como Nacho, Isco, Asensio, Ceballos o el propio Theo Hernández han generado un calvo de cultivo que ha fomentado el pasotismo entre los que no están llamados a ser titulares. Cuando el Leganés marcó el 1-2 que dejaba al Real Madrid fuera de la Copa del Rey, no se vio en el equipo un ánimo de remontada, una voluntad de reacción para darle la vuelta a la eliminatoria. Bastaba un gol y había un margen de más de media hora para conseguirlo. Pero el Real Madrid siguió jugando como si se tratara de mantener el resultado y ganara la eliminatoria por 5-0. Sólo en los diez minutos finales se apreció un cierto arreón que no fue productivo.

Los jugadores postergados, los que tenían que comerse el césped para ganarse la titularidad, volvieron a darle la espalda a Zidane conscientes de que Benzema seguirá jugando, lo haga bien o lo haga mal, y que la BBC será titular siempre que las lesiones lo permitan. El cambio de Isco, uno de los pocos que mostraban ideas para darle la vuelta al marcador, fue significativo. Zidane lo pagó con Isco, pero el equipo le hizo pagar a Zidane por sus decisiones.




Deja tu Comentario