2018-01-25 00:01 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Suicidio colectivo del Real Madrid en la Copa del Rey (1-2)

El Leganés apea al Real Madrid de la Copa del Rey y limita sus objetivos exclusivamente a la Champions League.



El Real Madrid ha quedado eliminado de la Copa del Rey por el Leganés en los cuartos de final. Después de superar al Fuenlabrada y Numancia, el Leganés, que había perdido el partido de ida en su casa por 0-1, ha salido vencedor en el Bernabéu por 1-2 y se oplanta por primera vez en su historia en las semifinales de la competición. El Real Madrid ha quedado fuera de la Copa porque no ha hecho nada para merecer su presencia en las semifinales. El Leganés fue mejor y, como mínimo, le puso las ganas. Marcó Eraso en la primera mitad, empató Benzema al inicio de la segunda parte y Gabriel subió al marcador el definitivo 1-2.



Es imposible que lleguen los goles si no existen aproximaciones claras a la portería contraria y no se generan ocasiones de gol. Por eso el Leganés se ha ido al descanso con un 0-1 en el marcador igualando la eliminatoria. El Real Madrid ni se ha acercado a la meta de Champagne ni ha creado una sola ocasión clara de gol. En cambio, el Leganés ha estrellado un balón en el poste, en el minuto 4, por medio de Beauvue, y ha protagonizado media docena de aproximaciones, con Amrabat, Eraso y Beauvue como protagonistas que han avisado al Real Madrid de lo que se le venía encima. Y lo que se le venía encima llegó en el minuto 31. Error de Achraf en el pase, error de Nacho en la recepción y balón franco para que Eraso acribille a Casilla desde fuera del área con un derechazo que se ha colado por la escuadra.

Un Real Madrid bipolar

Era el justo premio para un Real Madrid inapetente y desganado y un Leganés hambriento que saltó al Bernabéu a morder. Se entiende que la parroquia madridista despidiera a sus jugadores con una sonora pitada cuando se retiraron a la caseta. Este Madrid bipolar que el domingo encandiló a su parroquia atizándole un 7-1 al Deportivo, hoy la ha hecho sufrir ante el Leganés. Cierto que faltaban Cristiano, Benzema, Modric , Kroos, Carvajal, Varane o Marcelo, pero los de la Unidad B que hoy han saltado al césped del Bernabéu reforzados con Sergio Ramos, Isco y Benzema tampoco son mancos. No es excusa. Al Real Madrid de hoy le sobraba calidad para arrollar al Leganés. Pero no lo ha hecho.



Y pareció que todo podía cambiar cuando en el arranque de la segunda mitad la sociedad Lucas Vázquez-Benzema permitió a este anotar el empate. El Madrid volvía a dominar la eliminatoria. Pero fue un espejismo. El Leganés estuvo a punto de marcar a la salida de un córner. Sólo era un aviso de lo que llegaría en el minut 56, cuando Gabriel cabeceó un centro de Eraso desde la derecha en el que Kiko Casilla pudo hacer algo más. El balón le entró por el centro de la portería. Jarro de agua fría para el Real Madrid.

Polémico cambio de Isco

Aún quedaba media hora y tiempo para rectificar. Pero no parecía el día de las rectificaciones para un Real Madrid que, por la imagen que ofrecía, parecía que iba ganando por 5-0 al Leganés. Zidane cogió un berrinche y puso en el campo a Modric, Carvajal y Borja Mayoral para buscar soluciones, señalando a Isco como uno de los sustituidos. Un cambio extraño porque el malagueño era el delantero blanco que aportaba más fluidez al juego de ataque. Y el Bernabéu se lo recrinminó a Zidane.

El Leganés se limitó a defender con orden el 1-2 y el Real Madrid, viéndolas venir, no espabiló hasta los últimos diez minutos, que fue cuando pareció entender el drama que se le venía encima. Intentó reaccionar, pero ya era tarde. Benzema desperdició una clara oportunidad con un chut nítido que atajó Champagne, que no había tenido necesidad de intervenir precisamente desde que Benzema anotó el gol en el minuto 46. Preocupante.

Ni Liga, ni Copa... ¡La Decimotercera!

Y mientras el Bernabéu pitaba al equipo y especialmente a Benzema, Zidane colocó a Sergio Ramos de delantero centro, en un gresto de desesperación e impotencia, esperando ese minuto "noventayramos" que esta vez no llegó. El hecho de que los jugadores blancos y el público reclamaran al árbitro más de los tres minutos de prolongación concedidos, por los seis cambios y el tiempo perdido por el portero Champagne que le valió una amonestación, viene a explicar que algo no funciona en el Real Madrid. Si el camoeón de España, de Europa y del mundo  culpa al árbitro, por no dar un par de minutos más de juego añadido, como responsable de la eliminación del equipo blanco en la Copa del Rey es que algo no está funcionando.

El Real Madrid vuelve a quedar fuera de la Copa del Rey en los cuartos de final. Fuenlabrada, Numancia y Leganés. Y aquí se acaba la historia del Real Madrid. Ni siquiera la excusa de la Unidad B tiene justificación. Por la calidad individual de los hombres que han jugado hoy el Real Madrid tendría que haber aplastado al Leganés. Y se acaban los objertivos: perdida la Liga y perdida la Copa, sólo resta la Champions League, la más difícil. El Real Madrid tiene que volcarse en cuerpo y alma en la Decimotercera para borrar la pobre imagen que ha dado hoy en la Copa y a lo largo de toda la temporada en La Liga. El Real Madrid ha sufrido las consecuencias de un suicidio colectivo en la Copa. Jugando como ha jugado, sólo era factible la eliminación.

Betis, Barcelona, Villarreal, Leganés... Demasiadas derrotas en el Bernabéu cuando apenas estamos en el mes de enero. En el otrora invencible Bernabéu ya gana cualquiera.

Ficha técnica

Real Madrid, 1 -Leganés, 2 (2-2)

Real Madrid: Casilla; Achraf (Carvajal. 68'), Ramos, Nacho, Theo; Kovacic, Llorente (Modric, 68'), Isco (Borja Mayoral, 77'); Lucas Vázquez, Benzema y Marco Asensio.

Leganés: Champagne; Tito, Bustinza, Siovas (Mantovani, 57'), Rico; Brasanac, Gabriel; El Zhar, Eraso, Amrabat (Raúl García, 70'); y Beauvue (Naranjo, 80').

Goles: 0-1 M.31 Eraso; 1-1 M.47 Benzema; 1-2 M.56 Gabriel.

Árbitro: Gil Manzano (Extremeño). TA: Tito (27'), Champagne (75'), Ramos (79').