2018-01-25 16:01 El Soplo Por: Fede Peris

Ultimátum a Zidane: O gana al PSG o a la calle

Por qué el mejor entrenador del mundo ha caído en desgracia en apenas dos meses.



Hace apenas un mes, con el Real Madrid recién proclamado campeón del mundo, nadie podía imagninar que la intensa y entrañable relación de confinza que existía entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane pudiera saltar por los aires. Sin embargo, ha ocurrido. Si el Real Madrid no supera la eliminatoria cde Champions League con el PSG y, por tanto, acaba la temporada en blanco (sin Liga, sin Copa y sin Champions), Florentino no esperará a final de temporada y Zidane será destituido de forma fulminante.

No gusta en el club el proteccionismo de Zidane hacia su hijo

La primera grieta que se abría en la relación que mantienen Florentino Pérez y Zidane llegó de la mano del hijo del técnico Luca, tercer portero de la plantilla. El empecinamiento del técnico francés negándose a aceptar el fichaje del portero Kepa fue interpretado en los despachos del Bernabéu como un deseo de proteger a su hijo Luca, tercer portero del Real Madrid. Y eso no gustó. Como tampoco gustó que hiciera extensiva su negativa a cualquier fichaje vendiendo su suerte a la respuesta de la actual plantilla. Ahí nació una desconfianza que ha ido a más.



Entre la cúpula dirigente se ha extendido la idea de que Zidane se equivocó tanto en la política de bajas (Pepe, Morata y James) de este verano y su criterio en los fichajes (gente joven, sin nivel de titular que no pudiera hacer peligrar a las vacas sagradas). Nadie lo vio claro en la zona noble del Bernabéu, pero quien más quien menos confió en la ascendencia de Zidane con los futbolistas y en esa flor que le había permitido coleccionar títulos. Sin embargo, los hechos de las últimas semanas confirman que Zidane se equivocó. El equipo está peor que cuando Rafa Benítez fue cesado para poner en su lugar al propio Zidane y la teoría que se impone es la de aplicar un ultimátum que pasa por eliminar al PSG de la Champions League. Sí o sí. Otro fracaso en la única esperanza que le queda la Real Madrid pondría incluso en peligro la clasificación entre los cuatro primeros que daría acceso al equipo blanco a disputar la próxima Champions League. Hay mucho dinero en juego y mucho prestigio en riesgo. Tanto, que Florentino estaría dispuesto a cesar a Zidane para evitar que la dinámica perdedora se prolongue hasta el final de una temporada que puede conveftirse en un calvario.

Los fichajes del Barça agravan la desconfianza en Zidane

Está confirmado que esta plantilla necesita una revolución. Muchos jugadores han perdido el hambre por ganar y entre la directiva cunde el desánimo ante la actitud de Zidane de rechazar toda ayuda en forma de fichajes, el sueño de cualquier entrenador. En otros clubes el problema es que los directivos satisfagan las peticiones de su entrenador en materia de fichajes. El problema del Real Madrid es que a Zidane le ofrecen refuerzos de primer nivel y él los rechaza. Y mientras tanto, se contempla con preocupación los contínuos refuerzos que van llegando a un Barcelona que funciona y que parece no necesitar de incorporaciones. Existe la convicción de que el Real Madrid está perdiendo terreno peligrosamente respecto al Barça y que hay que darle respuesta con rapidez y contundencia.

Hace un par de meses Zidane fue elegido el mejor entrenador del mundo. Cinco resultados desgraciados le ponen al borde del despido. Así es el fútbol. 




Deja tu Comentario