2018-01-26 14:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Espanyol tiene ganas de armar follón con el Barça

El Espanyol ha denunciado las declaraciones de Piqué y Busquets por entender que son generadoras de violencia.



En el Espanyol tienen la piel muy fina. No han encajado bien en Cornellà la eliminación de la Copa del Rey después de celebrar como una hazaña el 1-0 del partido de ida que no servía para nada, que les dio esperanzas de clasificación. El Barça les devolvió a la realidad en el Camp Nou y no lo han encajado bien. Y ahora quieren hacer en los despachos el daño que no supieron hacerle al Barça sobre el césped.

Denuncian a Piqué y Busquets por fomentar la xenofobia

El Espanyol ha comunicado públicamente que ha enviado una solicitud de investigación a la Comisión Antiviolencia en la que denuncia las declaraciones de Gerard Piqué y Sergio Busquets al término del partido que anoche enfrentó en el Camp Nou al Barça y al Espanyol y que sirvió para mostrarle el camino de casa al club perico.



También solicitan una investigación sobre los cánticos que consideran insultantes de la Grada d´Animació del FC Barcelona, la misma que reclamó la dimisión de Bartomeu a través de sus cánticos como señal de protesta porque, a diferencia de lo que sucedió en el partido de ida, en donde le fue denegada la entrada en Cornellà a 150 aficionados del Barça con entrada, el club azulgrana sí permitió el acceso al recinto azulgrana de radicales españolistas en el Camp Nou, lo que fue entendido como una provocación que alteró los ánimos de la grada.

Según el Espanyol lo que se oyó en el Camp Nou y las palabras de Piqué y Busquets "incitan a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, siendo estas contrarias al régimen jurídico previsto en el Código Disciplinario de la RFEF". La denuncia también será trasladada al Comité de Competición de la RFEF y al Departamento de Competiciones de LaLiga.

Curiosamente, el Espanyol tiene abierto un expediente por los incidentes acaecidos en Cornellà en el partido de ida y que no tiene todavía fallo de los organismos sancionadores por los insultos coreados por una mayoría muy amplia de aficionados del Espanyol insultando al Barça ("Puta Barça"), a Messi ("Messi subnornal") y a Piqué ("Piqué, cabrón, Shakira tiene rabo y tu hijo es de Wakaso"). A diferencia de lo que sucedió en el Camp Nou, en donde los cánticos partieron de un grupo concreto e identificado de unas 500 personas, lo de Cornellà retumbó por todo el estadio y durante todo el partido, con el agravante de una reincidencia que se remonta a años. Aún están recientes las pancartas de pésimo gusto contra Shakira en las que se podía leer: "Shakira es todos".



Lo que no les gustó de Piqué, Busquets y el Camp Nou

Los gritos del Camp Nou que denuncia el Espanyol son: "Odio al Espanyol", "Muerte al Espanyol", "Periquitos bastardos", "Pericos, sois de los chinos", "Perico, recuerda, eres una mierda", o "Hijos de puta del Espanyol". Y las palabras de Gerard Piqué que han molestado al club periquito son:  "tuvieron su semana de gloria" y "digo Espanyol de Cornellà porque juegan allí". Esto en el club periquito lo consideran una "manifestación en tono claramente despectivo que filtrea muy peligrosamente con actitudes xenófobas". Busquets, por su parte, declaró: "ellos lo celebraron como si hubieran pasado de ronda tras ganar en la ida, pero las eliminatorias duran 180 y les hemos demostrado que somos muy superiores". Al respecto dicen: "es inaceptable que un deportista manifieste que un rival no puede celebrar una victoria. Las declaraciones de Busquets son totalmente contrarias a los valores de respeto en el fútbol y pueden ser generadoras de violencia e intolerancia".

Menudo es el Espanyol para apelar a los valores del respeto en el fútbol. Ni saben ganar, porque no ganan, ni saben perder. Tienen la piel muy fina para entender como xenófobos los comentarios de Piqué y Busquets. Antes de tirar piedras a los demás deberían localizar y sancionar con ejemplaridad al aficonado suyo que lanzó un objeto contra el rostro de Cillesen en Cornellà (al que siguen buscando) y limpiar de insultos su grada. Entonces podrán quejarse de los demás. Mientras tanto, a lamerse las heridas.

 

 


Deja tu Comentario