2018-01-28 12:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

Cristiano Ronaldo escribe un nuevo capítulo de su gran mentira

Cristiano Ronaldo cimenta su leyenda en los penaltis y los árbitros quedan retrtatados por su madridismo y antibarcelonismo.



A pesar de haber iniciado de manera lamentable la temporada, Cristiano Ronaldo no sólo maquilla su rostro, sino también su estadística goleadora individual, que es lo único que le preocupa, y penalti a penalti ya incluso parece que no está haciendo tan mala temporada, a pesar de haber arrastrado al Real Madrid al pozo de luchar por la cuarta plaza de La Liga a 19 puntos del líder Barcelona.

Cristiano anotó ayer dos goles en Mestalla. Los de penalti. Los dos injustos. Y así se escribe la gran mentira de su trayectoria legendaria. A Cristiano Ronaldo sólo le interesan sus estadísticas, sus goles, todo lo que puede acercarle al Balón de Oro o la Bota de Oro. Nadie se acordará de cómo ha conseguido alcanzar su meritoria cifra goleadora en su trayectoria profesional y su aparato de propaganda no perderá un segundo en recordar el alto porcentaje de penaltis que figura en sus registros goleadores. Lo que quedará es la cifra final de goles, la gran mentira de Cristiano Ronaldo, que en la segunda jornada de la segunda vuelta ha conseguido empatar el registro de goles de Paulinho. Los dos llevan ocho goles. Paulinho, ocho goles legales. Cristiano Ronaldo, cuatro goles de jugada y cuatro robando de penalti. Es evidente que el declive de la vedette portuguesa es un hecho.



La vergonzosa estadística de Cristiano Ronaldo

De los 628 goles que Cristiano Ronaldo ha anotado en su carrera profesional, 101 han sido desde el punto de penalti (16,08%). De los 426 goles que ha marcado con el Real Madrid, 77 han sido de penalti (18,07%). Y de los 293 goles que ha marcado en la Liga española, 61 han sido de penalti (20, 82%). Un porcentaje demasiado alto que confirma el trato de favor que el Real Madrid recibe históricamente de los árbitros. Mientras Messi inventa el fútbol con jugadas mágicas e imposibles, Cristiano Ronaldo intenta hacerle la competencia desde el punto de penalti. Y luego dice de sí mismo que es el mejor futbolista de la historia. ¡Menuda majadería!

Cristiano Ronaldo disfruta ya, en su octava temporada en la Liga, del dudoso honor de ser el futbolista que más penaltis ha lanzado en la historia de la competición. Seguro que está orgulloso de ello. Todo lo que tenga que ver con la palabra récord relacionada con su nombre es válido para él. Cristiano Ronaldo sucede en este honor -¡qué casualidad!- a otro madridista, Hugo Sánchez. Todo queda en casa cuando se trata de aprovecharse de las ayudas arbitrales.

La agresión de Cristiano que quedó sin sanción

Pero según el aparato de propaganda de Florentino Pérez al que benefician los árbitros es al Barça. Y repitiendo esa mentira mil veces conseguirán convertirla en verdad. Por eso ayer le regalaron al Real Madrid dos penaltis en el mismo escenario en donde al Barça le birlaron un gol y dos puntos por el balón de Messi que entró medio metro dentro de la portería, algo que vio todo el mundo menos el árbitro. Son las casualidades de la vida que de tanto repetirse retratan la tendencia madridista y antibarcelonista de los árbitros.



Ayer, además de los penatis regalados al Real Madrid, hubo un penalti no pitado a Casemiro, una agresión de Cristiano Ronaldo que quedó sin castigo y dos desconsideraciones claras de Bale al árbitro y de Marcelo al público que quedaron sin sanción. Esas cosas las reservan a Luis Suárez y a los jugadores del Barça, a quienes llamaron la atención en el mismo Mestalla porque celebraron un gol y eso, según el Comité de Competición, fue provocar al público, algo que, por supuesto, no considerará en el caso de Marcelo o Cristiano Ronaldo ayer. El portugués es capaz de celebrar un gol de penalti y a 19 puntos del líder como si fuera el más decisivo de su vida.

El chico es así. Pero los que provocan son los otros... y él salta más. Y el Real Madrid es el líder de las primeras partes.

 

 


Deja tu Comentario