2018-01-29 20:01 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El chiste del diario Sport sobre por qué no le pitan penaltis en contra al Barça

El diario Sport sostiene (sin que se le escape la risa) que al Barça no le han pitado un penalti en contra en dos años por su estilo de juego.



En el diario Sport están de broma. Resulta que según la versión del diario culé los árbitros llevan dos años sin señalarle un penalti en contra al Barça debido al sistema de juego del equipo culé. Es decir, que gracias al sistema de juego que utiliza el Barça, las manos de Umtiti de ayer son involuntarias o los derribos de Mascherano en estos dos años son sólo producto de la imaginación calenturienta de quien creyó que fueron penaltis.

La diferencia abismal en los penaltis de Barça y Real Madrid

El propio diario Sport hace un balance de las últimas cinco temporadas y compara los penaltis del Barça y del Real Madrid. Para los culés, 51 penaltis a favor. Para el Real Madrid, 40. Y para el Barça, 7 penaltis en contra. Para el Real Madrid 18. Y en los últimos diez años, al Barça le han pitado 24 penaltis en contra y al Real Madrid 42. Datos palmarios que no dejan lugar a la imaginación. Son los que son, por mucho que en la estadística general aparezca el Real Madrid con más penaltis a favor y menos en contra. Lo cierto es que en la última década la diferencia en el trato arbitral entre el Barça y el Real Madrid es abismal a favor de los culés. Se mire como se mire. Y no hay esquema de juego que justifique que un derribo dentro del área no sea penalti. Y eso pasa con el Barça partido tras partido. Como las manos. Si son de Sergio Ramos es penalti claro. Si son de Umtiti, el balón va a la mano. La doble vara de medir que utiliza al prensa culé. 



Debe darle tanta vergüenza al diario Sport la escandalosa diferencia de criterio que emplean los árbitros según se trate del Barça o de los demás, que han hecho volar su imaginación para buscarle una explicación que pueda colar, como haría cualquier abogado defensor de la causa culé. Ponen como ejemplo que, ante el Alavés, el balón estuvo un 32, 7% del tiempo total del partido en las proximidades del área visitante, el 52, 7% en la zona ancha y sólo un 14,6% en la zona próxima a la meta de Ter Stegen. La interpretación de estos datos es que el Barça pisa más el área contraria y el rival apenas se acerca a la del Barcelona, y que cuando se tiene el 77, 9% de posesión del balón es más difícil cometer penaltis. Es decir, se da por supuesto que en el 22, 1% restante de partido es imposible que el Barça cometa un pernalti. ¿A quién quieren engañar?

El verdadero problema de los penaltis del Barça

Es decir, que como el Barça tuvo el 77, 9% de posesión de balón, la mano de Umtiti fue lomo, la coz de Suárez fue una caricia y el fuera de juego de Alcácer en el gol de la victoria del Barça fue una anécdota sin importancia, un pecado venial que no merece penitencia. Está claro que cuando se tiene la posesión del balón el rival tiene menos oportunidades de llegar a puerta. Pero las tiene. Y cuando las tiene pueden producirse situaciones de penalti que pueden ser señaladas o no. Y ese es el problema, que, aunque los rivales pisen poco el área, la pisan y allí se producen faltas que no se pitan. Ese es el verdadero problema.

Lo que no está en cuestión es si el Barça juega limpio o si sus jugadores actúan lejos de su área. Lo que se cuestiona es que cuando el rival pisa el área del Barça y se produce una infracción, no se pita. Y eso nada tiene que ver con el estilo de juego del Barça. Está visto que el tiki-taka igual sirve para un lavado que para un fregado. Y también para engañar al personal.



 

 

 

 


Deja tu Comentario