2018-01-31 16:01 FC Barcelona Por: Redacción MB

Neymar pone en pie de guerra al fútbol francés

El brasileño protagonizó anoche una acción polémica que fue considerada como una provocación



Neymar sigue a lo suyo. Después de haber sido tremendamente criticado en España, en Francia continúa con su juego. Ayer, en plenas semifinales de la Copa ante el Rennes protagonizó varias acciones que fueron entendidas en el país galo como provocaciones. Sobre todo una polémica jugada en la que fue a darle la mano para ayudar a levantar a un rival y se la retiró en el último momento como si de un niño se tratase.

Y es que muchas han sido las voces que han clamado por un ‘stop’ de las provocaciones del astro brasileño. Pero esta mañana ha llegado una que ha calado más que cualquier otra. Y es precisamente la del Rennes, equipo rival. El club ha querido acordarse que aunque Neymar se defienda porque es objeto de muchas faltas duras dentro del campo, anoche Mbappé hizo una fea entrada que supuso la lesión de uno de sus futbolistas, y en este sentido, han publicado: “Neymar, es usted un gran jugador, pero ¿quién ha salido por lesión ayer del campo por una fea entrada? Un jugador de Rennes, Ismaïla Sarr, que además ya ha estado de baja durante tres meses a causa de otro feo gesto".



Neymar se defiende

En la finalización del encuentro, el brasileño ya sabía que se iba a enfrentar a las acusaciones, y se defendió como pudo de ellas. Entre otras cosas, comentó que: "Ellos me paran con golpes y yo juego al fútbol. Me provocan pero yo también sé provocar a mi modo: con el balón y con mi fútbol".

Así quiso excusarse Neymar por su juego, tan bueno como provocador. Y es que hay límites que no se pueden saltar y el Fair Play dentro del terreno de juego lo marcan los árbitros cuando está el balón por el medio, pero también lo marcan los futbolistas cuando el juego está detenido. Y no ayudar a un compañero de profesión a levantarse está fuera de ese Fair Play.

Si la cosa ya iba mal, todavía fue peor cuando, terminado el partido, el brasileño se dirigió a los micrófonos para explicarse por su conducta: "Suelo decir que el fútbol es aburrido porque no podemos hacer nada. Todo es polémico. Si lo hago con mis colegas, ¿por qué no con los adversarios? Hablamos mucho durante el juego, al final, me reí", a lo que añadió otra frase sobre sus rivales: "Ellos me provocan y yo también sé hacerlo a mi manera".




Deja tu Comentario