2018-02-01 18:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Espanyol le prepara una nueva encerrona al Barça

El club perico sabe que su única arma es aquella que excede los límites deportivos del juego



Cuanto todavía está coleando el último duelo entre Barcelona y Espanyol de Copa, azulgranas y pericos ya se preparan para un nuevo enfrentamiento. Mientras el Comité de Competición sigue empeñado en abrir expediente a Gerard Piqué y Busquets por unas declaraciones absursas, en el Espanyol ya preparan la encerrona para el derbi liguero del próximo día 9.

Por si la declaración de 'partido de alto riesgo' era poco, desde el club blanquiazul están haciendo todo lo posible para calentar lo máximo posible el derbi. Los pericos saben que el único arma que les queda es sobrepasar la legalidad deportiva. En ese sentido, la Federació Catalana de Penyes de l’Espanyol (FCPE) ha emitido un comunicado a su afición.



El Espanyol calienta el Derbi

El colectivo de las peñas pericas “quiere hacer un llamamiento a la afición para animar con fuerza, ‘seny’, e ingenio, para que podamos ayudar a nuestro equipo a ganar el derbi, dentro y fuera del terreno de juego. Por el bien del Espanyol”, indican, “apelamos al habitual comportamiento pacífico y respetuoso de nuestra afición”. Asimismo, recuerdan: “Los colores de nuestro club son el blanco y el azul, y única y exclusivamente estos son los colores que animan, representan y unen al Espanyol.

Por este motivo, queremos hacer un llamamiento para llenar el RCDE Stadium con nuestros colores”, afirman, y finalizan así: “¡El primer gol hay que marcarlo en la grada! ¡Visca l’Espanyol!”. Con su llamamiento, la federación de peñas del Espanyol se une al propio club en su aspiración de que no se repitan insultos o cánticos ofensivos como los que pudieron escucharse en un minoritario sector de la grada durante el anterior derbi de Cornellà, como también una semana después en el Camp Nou.

La doble vara de medir en el Espanyol

Recordemos, en cualquier caso, los precedentes de los duelos en Cornellà. Sobre todo, después de la apertura de expediente a los jugadores culés. Porque está muy bien lo de "Puta Barça", "Piqué cabrón", "Shakira tiene rabo, tu hijo es de wakaso" y "Messi subornal" o lanzarle un objeto en el rostro a Cillesen, pero Piqué no puede decir que el Espanyol juega en Cornellà. Una situación tan surrealista como indignante y que desde el Camp Nou estudian cómo afrontar.




Deja tu Comentario