2018-02-01 16:02 FC Barcelona Por: Redacción MB

Messi y Luis Suárez generan mucha envidia en el Real Madrid

La dupla culé ha mejorado sus registros, mientras los madridistas han ido cada vez a peor



Zidane echa de menos a sus delanteros. El tridente Bale-Benzema-Cristiano Ronaldo no está respondiendo esta temporada como debería y ha supuesto que se cree un ambiente de envidia en relación a lo que está viviendo el Barça. Y es que Messi y Luis Suárez están en un momento dulce y comandan la tabla de goleadores de LaLiga.

Hay varios hechos que han provocado esta envidia. Por ejemplo, el argentino y el uruguayo han marcado, nada más y nada menos que 16 goles en los últimos 6 encuentros que han disputado como titulares. El argentino, que va lanzado en busca de una marca histórica, lleva 27 tantos en estas alturas de campaña, mientras que el uruguayo se queda en 18, pero los dos delanteros han perforado la meta rival en los últimos seis encuentros que han salido los dos de inicio.



Es decir, sus registros están a la altura de muy pocos y tato uno como otro siguen la estela de lo que han ido haciendo en los últimos tiempos, mientras que en el Madrid, el pichichi es Cristiano con tan solo 8 goles en LaLiga, unos números muy pobres. Eso sí, por eso el Barça lidera el campeonato, y el equipo de Zidane, que echa de menos a sus atacantes, va cuarto.

Messi, rey de las faltas

Oficialmente, Leo Messi ya se ha coronado como el rey de la falta en LaLiga. Sus exhibiciones a balón parado nunca han sido un secreto, pero esta vez el astro argentino ha llevado su extraordinario talento en los tiros libres hacia un nuevo récord: con el logrado ante el Alavés el pasado fin de semana ya son 30 los goles marcados por el crack blaugrana en esta disciplina. Una cifra de récord que deja en evidencia a un Cristiano Ronaldo de capa caída.

El portugués no sólo no es capaz ya de anotar ni una sola falta, sino que se refugia en los penaltis para intentar camuflar su pésimo bagaje goleador. Sin ir más lejos, los dos tantos que marcó el pasado fin de semana fueron desde los once metros. De hecho, el merengue se ha coronado como el rey de las penas máximas: sus ansias de gol a costa de los demás lo han hecho posible: ha lanzado 72 desde que llegó, más que nadie en Primera División. Ha marcado 61 de ellos, también un récord, aunque viendo la cifra de los tiros de los que ha dispuesto es lo mínimo.



Por ahora, Messi está a un solo tanto de falta de su marca del curso pasado, donde consiguió meter 4 tiros de esta forma. Su récord está en la 2015/16, cuando alcanzó las siete dianas en esta disciplina. Una cifra que puede superar si se tiene el cuenta el ritmo al que va cuando justo se ha pasado el ecuador del calendario.


Deja tu Comentario