2018-02-02 17:02 Real Madrid Por: Redacción MB

El Barça ya no le interesa ni a los culés

El Camp Nou sigue registrando afluencia mínima incluso en semifinales de Copa



El Barça ha dejado de interesar. La prueba está en que el equipo gana casi siempre pero la afición no va al estadio. Y es que esta temporada ya es un habitual ver el Camp Nou semi vacío. De hecho, ayer apenas se llegó a los 50.000 espectadores viendo el encuentro de ida de una semifinal de Copa del Rey, convirtiéndose en la segunda peor entrada de lo que va de temporada.

El encuentro con peor entrada fue el de Champions contra el Sporting de Portugal, que registró a 48.000 personas, unas cifras muy pobres para un campo tan grande y un club con tanta afición. Pero es que el Barça ya no interesa. Tanto por lo político (y el turismo) como por lo deportivo.



El club no engancha, y ni siquiera el entrenador sabe a qué se debe, ya que pone excusas como el horario: "No sé qué se puede hacer para incentivar. Supongo que el horario no ayuda, termina tarde, la gente trabaja, es invierno... Nosotros intentamos hacer que los que vengan, disfruten".

Unas cifras que se vienen repitiendo

Pese al buen momento del equipo, el Barça no está contando con la fiabilidad de su afición. Esta temporada está sufriendo mínimos por debajo de los 60.000 espectadores, cifra que se ha mantenido en los últimos encuentros del equipo en casa.

Frente al Levante, la asistencia llegó a 56.380 personas y, aunque se trataba del encuentro posterior al Clásico donde el Barça arrolló al Madrid, no se pudo ver una grada llena que alentase a su equipo en el partido liguero. No obstante, es una tónica repetida en varias ocasiones esta campaña, ya que ante el Deportivo de la Coruña, en el partido jugado en Barcelona, apenas se superaron los 50.000 espectadores, mientras que en el partido de Champions ante el Sporting de Lisboa, solo se superó los 48.000 aficionados.



Por tanto, los cerca de 100.000 asientos quedan muy lejos, y el club confía en que Coutinho pueda hacer que esa tónica cambie. La ilusión de su llegada podría hacer que los aficionados y socios vuelvan a engancharse al fútbol y acudan al estadio para ver el debut del brasileño.

Los partidos que ha acogido el campo ha recibido una media de 60.000 espectadores, siendo la mejor entrada en el Clásico de la Supercopa, donde se rozó los 90.000 asientos ocupados.


Deja tu Comentario