2018-02-02 20:02 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Josep Pedrerol pierde los papeles en su deriva antibarcelonista

Josep Pedrerol echa mano de una mezcla ruin de política y deporte y lleva a su máxima expresión su fobia contra el Barça y lo que representa.



Josep Pedrerol ha aportado hoy en su programa Jugones, que mezcla política, violencia, palmas al Real Madrid y abucheos al Barça a partes iguales, una buena dosis de de ese mal rollo que sólo él sabe generar entre los que no son madridistas como él, ni adoran a Florentino Pérez como si fuera un ser superior, ni comparten sus tesis políticas, tan respetables como las demás. 

El fútbol como excusa para lanzar soflamas políticas

Su hipocresía innata le hace clamar al cielo porque otros, los demás, mezclan política y deporte. Y eso está muy mal. Pero luego él es el primero que ensucia su programa pseudodeportivo con soflamas políticas porque eso le da audiencia. Está comprobado que lanzar mierda contra el Barça y regalarle los oídos a Florentino Pérez con palmas, palmitas y más palmitas, funciona y proporciona audiencia. Y si todo eso lo acompañamos con un antiindependentismo catalán fanático y desenfrenado, más audiencia todavía. Más éxito y más gloria para el telepredicador. Y de eso va Pedrerol, de hacer negocio con la política en el deporte. Lo que menos interesa es lo que pasa en un terreno de juego. Lo único que le importa es lo que pasa fuera de él. El fútbol es sólo la excusa.



Es La Sexta. Es Atresmedia. Ya no engañan a nadie. Se quejan de que la prensa catalana ningunea al Espanyol y quien eso dice sólo se acuerda del Espanyol cuando existe la posibilidad de usarlo para tirarle mierda al Barça. Hipocresía en estado puro. Demagogia barata y nauseabunda. 

Atresmedia busca carroña para removerla

En la pasada rueda de prensa de Piqué para explicar su renovación por el Barça, los periodistas presentes tuvieron la oportunidad de preguntar de todo y sobre cualquier tema. Pero sólo dos le preguntaron a Piqué por temas políticos. Sólo dos acudieron a la rueda de prensa de Piqué a meterle los dedos en la boca para que vomitara sobre el tema del procés. Curiosamente los dos únicos interesados en escuchar al Piqué político fueron el de La Sexta y el de Antena 3. Los de Atresmedia. Y como premio por contestarles con sinceridad y educación, la respuesta infame de las dos cadenas de Atresmedia fue tirarle mierda por volver a meterse en el charco de la política. Así son. Si esos dos enviados a la rueda de prensa no hubieran acudido, nadie habría hablado de política. Piqué tampoco. Pero para eso están, para buscar carroña y removerla. Es su estilo. Es el guión de la cadena, politizar al Barça para tapar sus éxitos y los fracasos del Real Madrid. Ese Real Madrid que cuando va mal no tiene presidente a quien culpar de nada. Es el guión de un hombre de confianza de Florentino Pérez, como García Ferreras, que controla el cotarro de la cadena ejerciendo como enviado especial del Real Madrid en La Sexta.

A Pedrerol no le preocupa que el Bernabéu este vacío en la Copa del Rey

El tema va de eso. Si no hay noticia, la provocamos nosotros. Le tiramos de la lengua a Piqué, y luego le damos una hostia por responder a nuestras propias preguntas. En ese tinglado está metido Pedrerol. Por tanto no es de extrañar que cuando el Bernabéu está vacío, pero vacío del todo, le moleste que sólo 50.000 aficionados vayan al Camp Nou a ver una semifinal de Copa. Que al Bernabéu no vaya nadie a ver una semifinal de Copa le parece estupendo, porque en el guión que le han escrito pone que no toca cuestionarse por qué nadie va al Bernabéu a ver la semifinal de la Copa del Rey, por qué está en obras siempre que se disputa la final del torneo del monarca y por qué nunca está en la gran final el equipo más real y sí en cambio el que dice Pedrerol que hace política en favor del independentismo catalán.



"¿Qué está pasando? Sólo media entrada para ver el Barça-Valencia. Extraño y preocupante", decía. Y datos: el Barça llena el 63% de su aforo y el Real Madrid el 75%, lo que en numeros absolutos significa que va más gente a ver al Barça que a ver al Real Madrid. Pero eso se lo calla porque el guión está escrito con otro sentido. Luego en la editorial ha admitido que el horario no era el más adecuado (21.30 h.), que anoche en Barcelona hacía mucho frío y que, además, llovía y la mayor parte del aforo es descubierto. Además, el partido era televisado en abierto. También que la gente trabaja al día siguiente y los niños van al colegio.  Pero parece que eso no es excusa. Lo importante para Pedrerol es que la gente no va al Camp Nou por culpa de la política. ¡Y asunto resuelto! ¡Y todos contentos! ¡Qué obsesión con la política!  "Mezclar política con deporte -ha dicho Pedrerol- es una mala idea y el Barça lo está pagando". Y le ha faltado añadir: "y yo disfrutándolo". 

¡Censurado!

Y no quedó ahí la cosa. Basura y más basura contra el Barça. Basura asquerosa. No interesa que el Barça está a un paso de la final de Copa. No interesa que Messi, el mejor futbolista de la historia, se sale, mientras The Best desaparece del mapa de los grandes. Lo importante es que Sergi Roberto le dio una patada a un rival y Luis Suárez otra. Eso es lo que le interesa a Pedrerol del Barça-Valencia. No explican los patadones sin balón que recibió Sergi Roberto de un tal Pereira que no hubiera recibido ninguna patada si el árbitro le hubiera expulsado antes por sus dos entradas criminales previas al propio Sergi Roberto y a Messi. ¿Que ese dato favorece al Barça?  ¡Censurado! Se trata de dar cancha a la indignación del Valencia. Por ejemplo de su entrenador, que manifestó al término del partido: "Me hubiera gustado competir de otra forma". Eso exactamente es lo que opina Valverde sobre el expolio que se le hizo hace unas semanas al Barça en Valencia robándole dos puntos porque el árbitro no quiso ver dentro de la portería una pelota que entró más de un palmo. Entonces no se oyó a Marcelino quejarse de nada ni darle las gracias al árbitro por el puntito salvado. Y de eso, naturalmente, Pedrerol ni se acuerda. Lo ha borrado de su disco duro.

¿Por qué Pedrerol tolera las agresiones de Cristiano Ronaldo?

Y luego la persecución a Luis Suárez. Dice Pedrerol: "evitemos la violencia en el fútbol. Otra patada de Suárez, que se repite una y otra vez". Curiosamente no hubo patada, aunque sí contacto de piernas (zancadilla) que no es lo mismo. Lo de "evitemos la violencia en el fútbol" y "una y otra vez" podría servir también para Cristiano Ronaldo y sus continuas agresiones que quedan inmpunes. Pero eso está también censurado. Hay que verlo en otros programas con menos nivel de intoxicación. En Jugones no se puede decir. Es el niño mimado de Florentino Pérez... al menos de momento. Cuando deje de serlo y no esté en el Real Madrid ya llegará el momento de atizarle.

Línea carroñera

Y luego el granito de arena para calentar el Espanyol-Barça y el Valencia-Barça. El que está en contra de la violencia con el mismo criterio que está en contra de la política, se ha preocupado de que todo el mundo se entere que 500 de los 50.000 que acudieron al Camp Nou anoche (1%) gritó con muy mal gusto "Puta Valencia" y "Puta Espanyol". Así conseguirá Pedrerol soliviantar a las masas en los partidos de Cornellà y Mestalla contra el Barça. Es su aportación, su granito de arena en la tarea de generar crispación en torno al Barça. Es su manera de marcarle goles al Barça. Y si luego pasa algo, será el primero que saldrá a condenar la violencia en la grada que genera él con sus contenidos obscenos. 

Lo peor no es que Josep Pedrerol mantenga esta línea carroñera. Lo peor es que pueda haber alguien que se lo crea. Y parece que sí. 


Deja tu Comentario