2018-02-04 18:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Piqué celebra su gol poniéndole los cuernos a Cornellà

Feo y grosero detalle de Gerard Piqué celebrando su gol y haciendo el gesto de los cuernos a la afición del Espanyol.



Feo y grosero detalle de Gerard Piqué cuando anotó el tanto del empate que evitaba la derrota de su equipo en el estadio de Cornellà. Era tanta la tensión acumulada por el central catalán, que le salió la peor cara, la de la mala educación.

Piqué marcó el gol del empate al Espanyol en el minuto 82, cuando todo parecía perdido para el FC Barcelona en un campo impracticable, y no tuvo mejor ocurrencia que dirigirse al público del Espanyol mandándole callar. Nada nuevo. El gesto no lo ha inventado él. Lo novedoso, la aportación de Gerard Piqué al terreno de la mala educación fue que mientras con el dedo índice mandaba callar al público colocándoselo sobre los labios, con el dedo meñique levantado se dirigía a los aficionados del Espanyol haciéndole la señal de los cuernos.



Si ya sabíamos que Gerard Piqué no sabe perder, está claro que tampoco sabe ganar. Ha perdido en Cornellà una excelente oportunidad para estarse calladito y apagar el fuego que él mismo ha encendido con sus declaraciones incendiarias contra el Espanyol. Luego se sorprende porque le insultan. ¿Y que puede esperar alguien que previamente caldea el ambiente faltándole el respeto a la afición del Espanyol?

Feo y grosero detalle de Piqué, que no es feliz si no genera ruido a su alrededor. 


Deja tu Comentario