2018-02-06 10:02 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

En el derbi pasaron dos cosas más graves que el gesto de Piqué

La entrada criminal de Gerard Moreno y los insultos racistas de Sergio García son mucho más graves que el gesto de Piqué.



El foco del reciente derbi que disputaron Espanyol y FC Barcelona en Cornellà estuvo centrado en Gerard Piqué, por su gesto silenciando a la grada perica y sus manifestaciones posteriores sobre el desarraigo del Espanyol de Cornellà. Sin embargo, hubo dos situaciones muy feas y mucho más graves que la prensa ha silenciado.

1.-La agresión de Gerard Moreno a Piqué

Una entrada absurda y mal intencionada de Gerard Moreno sobre Piqué en los instantes finales del partido dejará al central blaugrana fuera de combate durante dos semanas. Piqué, que sufre un estiramiento en su rodilla derecha no podrá jugar el jueves ante el Valencia en Copa defendiendo el 1-0 del partido de ida y es seria duda para el partido de Champions League ante el Chelsea. Esa fue la contribución de Gerard Moreno, que marcó un gol, al derbi barcelonés. La afición perica estará feliz por el estropicio causado por su jugador con esa entrada criminal que sólo pretendió hacer daño al central barcelonista. Y lo consiguió. Esa fue la reacción de rabia de alguien desquiciado por el gol postrero de Piqué con el que nadie en Cornellà contaba. Pero el malo es Piqué. Ni han llegado ni se esperan las disculpas del jugador del Espanyol, como sí hizo Sergi Roberto con Pereira tras su dura entrada al jugador del Valencia Pereira. Cuestión de educación.



2.-Los insultos racistas de Sergio García a Umtiti

La otra situación lamentable y censurable, que ha pasado desapercibida oculta tras el protagonismo de Piqué, fue la actitud barriobajera, racista y xenófoba del delantero perico Sergio García llamando "negro de mierda" a Umtiti, lo que generó una tangana monumental en el túnel de vestuarios que no llegó a mayores gracias a la intervención del propio Piqué poniendo paz. Hasta Sergio García admitió que insultó al jugador del color del Barcelona escondiéndose en el manido tópico de que "lo que sucede en el campo se queda en el campo". Está claro que para Sergio García es peor ser negro que de Cornellà.

Otra vez insultos de la grada a Piqué que quedarán impunes

Dos hechos muy desagradables que se unieron a los insultos groseros y rabiosos que, de nuevo, dedicó la grada del Espanyol a Piqué. La coartada que esgrimen es que fue una reacción a la acción de Piqué tras marcar el gol. Como si eso sirviera de atenuante. No hubo gestos de Piqué ni en el partido de Copa disputado por el Barça en Cornellà ni en los anteriores jugados en temporadas pasadas. Sin embargo, el cántico siempre estuvo presente en la grada de Cornellà coreado de forma mayoritaria con la bendición de la directiva china del Espanyol: "Piqué cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tú eres maricón". Y el cántico seguirá vivo en Cornellà porque la Liga de Fútbol Profesional, la Comisión Antiviolencia y el Comité de Competición de la Federación están más preocupados por abrirle un expediente a Piqué que por erradicar la mala educación del campo de Cornellà. Esa es también la contriobución de estos oerganismos al linchamiento generalizado que existe en España contra Gerard Piqué. No les gusta que alguien decida salirse del guión marcado desde la capital.

Y no habrá denuncia del Barça contra el Espanyol, como tampoco la hubo cuando Raúl, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo mandaron callar al Camp Nou. Tienen la piel muy fina.




Deja tu Comentario