2018-02-07 16:02 Real Madrid Por: Redacción MB

Pánico en Valencia por el árbitro que le han puesto al Barça

El Valencia no se fía del colegiado que pitará la vuelta de la semifinal de Copa ante el FC Barcelona



Undiano Mallenco no es bien recibido en Valencia. Sin embargo ha sido el árbitro seleccionado para dirigir el importante encuentro en Mestalla entre el Valencia y el Barça, correspondiente a la semifinal de la Copa del Rey tras la ventaja por la mínima que consiguió el equipo de Valverde en el Camp Nou.

Y es que en Valencia nunca se han fiado del colegiado navarro. De hecho, la última gran actuación del árbitro sobre el campo valencianista fue precisamente ante el Barça, en 2016, y el club denunció en público las malas y erróneas decisiones que tuvo en el enfrentamiento, dando un gol legal a Luis Suárez tras venir de fuera de juego no expulsando a Busquets por merecida doble amarilla y por no señalar un claro penalti sobre Rodrigo.



De hehco, el ex director deportivo ‘ché’, García Pitarch, denunció estos hechos:  "A Undiano le dará vergüenza volver a ver este partido. En los primeros 30 minutos se ha tragado un fuera de juego de Luis Suárez en el gol, la doble tarjeta a Busquets y el penalti a Rodrigo. A partir de ahí hemos jugado bien pero esos tres condicionantes pesan mucho. El fútbol español no puede permitir este arbitraje", mientras que el propio club publicó a través de Twitter: "Ha habido un penalti no pitado, un gol ilegal y una expulsión perdonada. Pero vamos a seguir luchando. Amunt".

Otros partidos de Undiano al Valencia

Pero ese encuentro ante el Barça no es lo único malo que se recuerda en Mestalla, ya que el colegiado les ha perjudicado históricamente. Allá por 2009, y en la msima competición que ahora, también dejó seguir un balón favorable al Sevilla que venía de fuera de juego y que acabó en gol. Asimismo, esta temporada, el equipo ha sufrido al navarro, después de que no señalizara un claro penalti sobre Guedes ante Las Palmas.

El partido de ida

Jugar en el Camp Nou para el equipo visitante es sinónimo, casi siempre de derrota. Si no es por el juego del Barça es por el árbitro que permite a los jugadores azulgrana mucho más que a los rivales. El otro día volvió a darse la misma historia de siempre, ya que el equipo de Valverde tuvo que haber acabado el encuentro con 9 jugadores, aunque lo hizo con 11.



El primero en tener que haber sido expulsado fue Sergi Roberto por una durísima y fea entrada a Pereira que se saldó con amarilla. La pregunta reside en qué hubiera sacado el colegiado de haber sido al revés. Pero bueno, como siempre, el Barça goza de impunidad y esa entrada quedó en amonestación.

Después fue el de siempre. Luis Suárez puede hacer lo que le plazca en cada partido que juega. Da igual contra quién sea que los árbitros lo van a haber con otros ojos. El uruguayo tiene licencia para pegar, fingir, insultar... Y siempre se va de rositas. Así de claro lo dijo el central ché Gabriel Paulista: "Él se pasó todo el partido diciéndome cosas feas y yo le repetía que era el mejor delantero del mundo".

Además, el mismo protagonista comentó que "en el Camp Nou hemos tenido que jugar contra el árbitro y contra el Barcelona".


Deja tu Comentario