2018-02-07 18:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Todo preparado para echar a Luis Suárez de la final de Copa

El delantero uruguayo saca de quicio a los rivales y eso bien lo saben en Valencia de cara a la vuelta



En Valencia le tienen muchas ganas al Barcelona de cara a este jueves. Mestalla es un estadio muy intenso en la agresividad contra los azulgranas y esperan con ganas el duelo de mañana. Sin embargo, habrá un jugador culé que será carne de cañón para los insultos y la presión valencianista. Que Mestalla será una caldera es tan evidente como que Luis Suárez será su principal objetivo.

Y lo será por varios motivos. Por un lado, Luis Suárez tiene un estilo de juego agresivo e intenso que saca de quicio a sus rivales. Eso es algo que se pudo ver en la ida, donde el uruguayo fue el autor del gol de la victoria pero, además, fue el jugador que más desesperó a los futbolistas del Valencia. Desde el equipo valencianista se intentó forzar la tarjeta amarilla para que Suárez se perdiera la vuelta y casi lo consiguen.



Pero la historia puede volver a repetirse y es que, Valencia será un polvorín con un único objetivo: provocar a Luis Suárez. El uruguayo ya no jugó la final de Copa del Rey la temporada pasada y en Mestalla quieren que, si su equipo no remonta, al menos el uruguayo no pueda disputar el último partido.

Las tarjetas de Suárez y Jordi Alba

El uruguayo, que fue expulsado el año pasado por una surrealista doble amarilla por el colegiado Gil Manzano, se juega otra final este jueves y Mestalla no será el estadio más propicio. Tendrá un papel importante en este hecho el colegiado del encuentro, que será un viejo conocido del vestuario azulgrana. El árbitro designado por la FEF para el partido es el navarro Alberto Undiano Mallenco, muy amigo de sacar tarjetas amarillas.

Los datos hablan por si solos: Undiano ha dirigido 13 partidos de Liga esta temporada y ha sacado 55 tarjetas amarillas, una media de 4,23 por partido. En Copa, el navarro casi clava su media: 12 tarjetas en tres partidos, una media de cuatro. Undiano es líder en el ranking de temporadas entre Primera y Segunda (21 campañas, 18 en Primera y 3 en Segunda).



Por su parte, Luis Suárez ha jugado 19 partidos de Liga y ha visto cuatro amarillas, seis de Champions sin amonestaciones y cuatro de Copa en los que dos tarjetas le han puesto al borde de la sanción como el año pasado. En la misma situación está Jordi Alba, otro de los grandes enemigos de Mestalla.  Undiano sabe en qué límite se encuentran Suárez y Alba y seguro que va a buscarles las cosquillas.


Deja tu Comentario