2018-02-08 23:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça silencia a Mestalla y se planta otra vez en la final de Copa (0-2)

El Barça se sobrepone a un ambiente infernal y grosero y alcanza su quinta final de Copa del Rey en los últimos cinco año.



Mientras Cristiano Ronaldo y compañía lo veían por la tele, el Barcelona despellejaba al Valencia en la vuelta de la semifinal de Copa abusando de él en Mestalla con un 0-2 inapelable que silenciaba los insultos graves, groseros e intolerables que se escucharon en Mestalla y a un Valencia que iba a "reamuntar", pero que ha tenido que doblar la rodilla ante el Barça. Como todos. El Barça ya está en la final de la Copa del Rey, la quinta consecutiva, la octava en los últimos diez años. 



Mucho Barça para tan poco Valencia

Mucho Barça para tan poco Valencia. Los rivales de la Liga española se le quedan pequeños, muy pequeños al Barça. En la Liga no hay quien le tosa al equipo de Valverde. Y en la Copa, ya está a 90 minutos de un nuevo triunfo. El segundo de un triplete, el tercero, que está más cerca que nunca.

El Barça se ha paseado por Valencia como Pedro por su casa. Ha contemporizado cuando tocaba, ha neutralizado bien al rival y ha sentenciado cuando y como ha querido. El Valencia ha intentado ejecutar un partido bronco, pero el Barça no se ha dejado llevar a este terreno, ha mantenido la calma y liquidado a su rival con una demostración de poderío y superioridad incontestable.



Undiano se la intentó liar al Barça

El Barça no sólo ha vencido al Valencia esta noche. También ha sabido sobreponerse a una persecución arbitral que empieza ya a ser preocupante. El reglamento dice que un agarrón es tarjeta amarilla. A Messi no le han agarrado, le han llegado a sacar la camiseta pasándosela por encima de la cabeza. Y Undiano Mallenco no sólo no ha enseñado la correspondiente tarjeta, ni siquiera ha señalado falta. Y en la segunda mitad se han producido dos manos claras en el área del Valencia en la misma jugada. Primero a disparado Messi y Garay ha rechazado con la mano su remate. Y acto seguido lo ha vuelto a probar Jordi Alba y esta vez el balón ha golpeado en el brazo de Montoya. Nada. Undiano Mallenco no tenía interés en pitar nada.

Tampoco ha podido Undiano apartar de la final ni a Jordi Alba ni a Luis Suárez, sobre quienes pendía el riesgo de perderse la final si veían una tarjeta amarilla. Ambos han sido el centro de las iras de un público faltón y grosero, pero han sabido superar las adversidades y llegar al final de los 90 minutos limpios de tarjetas. Luis Suárez ya se perdió hace dos años otra final ante el Sevilla por el mismo motivo. Y no quería repetir. Pero es que además el uruguayo ha realizado un partido para enmarcar, regalando a Coutinho (48´) y Rakitic (81) los dos goles del Barcelona que han enmudecido a Mestalla, al que se le han acabado incluso las ganas de insultar. 

¿La "reamuntada" dónde está?

Lo que iba a ser la "reamuntada" se ha convertido en un concierto de insultos desde la grada a los jugadores del Barça a falta de algo que celebrar con los suyos. Marcelino, que ya ha chuleado bastante en los días previos, se ha comido sus previsiones, que pasaban por mantener a cero su portería para llegar vivo a los minutos finales. Y su Valencia ha llegado muerto y muy muerto. En su deseo de ningunear a los jugadores del Barça dijo hace 48 horas que el único jugador del Barça que le preocupaba era Messi. Como si los demás estuvieran para hacer bulto. Pues bien, hoy Messi, que ha trabajado mucho y ha hecho un gran partido, no ha tenido ninguna influencia en el marcador. Y ha sido el "provocador" Luis Suárez, que parece que algo juega, el que ha decidido el partido con sus dos asistencias a Coutinho y Rakitic. 

El gol de Coutinho, que ha suplido a André Gomes al inicio de la segunda mitad, es muy importante para el crack brasileño, que necesitaba una acción así (un golazo) para coger confianza en un equipo en el que todavía no está plenamente adaptado. También ha debutado con el Barça Yerry Mina, que ha salido los últimos minutos sustituyendo a un Piqué, que acabó el partido muy tocado acusando el patadón del perico Gerard Moreno en Cornellà.

Y la guinda del pastel la ha puesto Cillesen, tal y como suele hacer Ter Stegen en La Liga y la Champions League. Como si se tratara de un portero de balonmano ha sacado un balón disparado a bocajarro por Parejo a menos de dos metros. Con este paradón ha justificado Cillesen su presencia en el Barça.

El Barça ha eliminado al Valencia con todas las de la ley. Sin penaltis (aunque los hubo), sin goles fantasma como el de la última vez que Messi visitó este campo, sin expulsiones... Simplemente siendo mejor. El Valencia ya es historia. El Sevilla espera en la final. Ya pueden empezar las obras de los lavabos del Bernabéu. Ahí se queda Mestalla con sus insultos y su derrota.

Ficha técnica

Valencia CF, 0 - FC Barrcelona, 2

Valencia: Jaume Domènech, Gabriel, Garay (Verzo, 69'), Gayà, Kongdobia, Coquelin (Guedes, 54'), Parejo, Vietto, Zaza y Rodrigo (Soler, 54')

FC Barcelona: Cillessen, Sergi Roberto, Piqué (Mina, 82'), Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta (Paulinho, 64'), André Gomes (Coutinho, 45'), Messi y Luis Suárez

Goles: 0-1, Coutinho (49'); 0-2, Rakitic (81')

Árbitro: Undiano Mallenco (navarro). TA: Rodrigo (33'), Zaza (74'), Parejo (91')

Campo: Mestalla, 43.335 espectadores