2018-02-08 14:02 Prensa Merengue Por: Administrador

La final en el Bernabéu pone a la Caverna nerviosa (un año más)

Josep Pedrerol y su artillería ya han iniciado la campaña para impedir que la final del trofeo del Rey de España tenga el escenario que se merece.



Lo más florido de la Caverna mediática al servicio de Florentino Pérez y el Real Madrid escupió anoche espumarajos por la boca en el programa madridista El Chiringuito ante la posibilidad de que el Barça dispute la final de la Copa del Rey de España, ausente una vez más el Real Madrid, y se vuelva a pedir el Bernabéu para ese partido. 

Nadie se pregunta por qué el Real Madrid, año tras año, no merece estar en la final de la competición que lleva el nombre del rey, como la corona del escudo del club blanco. Lo importante es que el Barça no pueda celebrar allí otro título, uno más, enmarcado esta vez dentro del objetivo del triplete, que sería el tercero en la historia del club.



Josep Pedrerol destacó a su artillería para presionar con el fin de que la final no se juegue en el Bernabéu echando mano de todos los argumentos a su alcance, desde sus favoritos relacionados con la política (¿no es el Barça español?) hasta el del salvajismo que no se ha producido. Todo vale. Todo menos preguntarse por qué, una vez más, el Real Madrid no está en la final de la Copa del Monarca de España. Y es que el Barça, como sucede en otros ámbitos, siempre es el mejor recurso para desviar la atención de los verdaderos problemas, en este caso del Real Madrid. Es más fácil apuntar al enemigo que asumir y hacer autocrítica de las propias miserias.

Periodistas y ciclistas ya han decidido lo que tiene que hacer Florentino

Desde ciclistas retirados, como Óscar Pereiro, hasta un enrabietado Tomás Roncero, en El Chiringuito vaciaron su bilis contra la posibilidad de que el santuario del Bernabéu pueda ser profanado por un nuevo título del Barça. El ciclista explicaba: "Una afición que le da la espalda al que le pone el nombre al trofeo y que pita el himno que del país que promueve el trofeo no debe jugar esa competición. Una afición cuya mayoría silba el himno de España no puede jugar la final en el Bernabéu. Pitar el himno no es libertad de expresión, es una falta de respeto. A Bartomeu no le dio la gana de abrir el Camp Nou el 1-O y al Madrid no le da la gana abrirlo para la final para que se pite allí el himno". Así respiran los que quieren "unir" España. Es decir, que Pereiro ya ha decido él por su cuenta lo que hará el Real Madrid después de situar irresponsablemente al mismo nivel los silbidos a un himno con la situación de excepcionalidad que vivió Barcelona el 1-O con el despliegue de 8.000 policías por las calles. Lo dirá porque él no lo vivió ese día enlas calles de Barcelona. Pero para él es lo mismo.

Y más. El colaborador Edu Aguirre, el de los insultos groseros en twitter al Barça y a sus jugadores en el pasado, defendía que "El socio del Madrid no quiere que el culé vaya al Bernabéu a provocar. No hay más excusas. Punto y final". Otro que ya ha decidido por su cuenta y riesgo lo que tiene que hacer el Real Madrid según su visión de la vida de forofete desenfrenado. Interesante lo del "punto y final". Con autoridad.



Y Tomás Roncero iba más lejos: "En el Bernabéu no se juega la final -también lo ha decidido él-, yo os pago el taxi y os vais al Wanda". Por lo visto, el aparato de propaganda bufandero del Real Madrid considera que en el Wanda sí se puede silbar el himno nacional y sí pueden los culés celebrar sus títulos. También lo han decidido ellos, hasta el punto de ofrecerse a financiar el transporte.

Puro complejo de grande venido a menos. A mucho menos.

 

 

¡MUY ATENTO! "Una afición cuya MAYORÍA SILBA el HIMNO DE ESPAÑA NO PUEDE JUGAR la FINAL en el BERNABÉU", @oscarpereiro TAJANTE en #ChiringuitoCopa ¡TODOS A MEGA! pic.twitter.com/RwtvtXy3E0 — El Chiringuito TV (@elchiringuitotv) 7 de febrero de 2018


Deja tu Comentario