2018-02-08 16:02 Real Madrid Por: Redacción MB

¿Tiene motivos Isco para quejarse de Zidane?

Hay muchas voces que apuntan a que existe una mala relación entre ambos



La relación entre Isco y Zidane parece de amor y odio. Se ha hablado mucho de los gestos del malagueño cuando no juega, de las miradas a su entrenador y viceversa. Incluso se ha comentado que el francés le ha dado una especie de ultimátum al futbolista por esas quejas y por las malas condiciones que está mostrando en los últimos encuentros.

Pero nada de esto tiene sentido. Y no lo tiene porque si miramos las estadísticas, precisamente Isco es el futbolista que más encuentros de LaLiga ha jugado desde que aterrizara Zidane en el barco merengue. Desde ese momento, el Madrid ha jugado 79 encuentros ligueros, de los cuales el malagueño ha participado en 66, quedándose por encima de otros como Cristiano Ronaldo, Benzema, Ramos o el propio Keylor Navas.



Y para más precisión, de esos 66 partidos, un total de 44 ha jugado desde el inicio, dejando claro que para Zidane, el futbolista es una pieza fundamental en su esquema.

El supuesto ultimátum de Isco

El mediapunta ha adquirido un rol muy secundario para Zidane en las últimas semanas y el malagueño se está cansando de ser el 'cambio fácil' para el técnico.

La realidad es que, después de varios años irregulares, Isco terminó la temporada pasada como un tiro y por eso quizás decidió renovar su contrato ante el Real Madrid hasta el año 2022. Parecía que, por fin, el malagueño se consolidaba en el once titular y Zidane le había dado las riendas del equipo, llegando a hacer historia en Cardiff. Sin embargo, la situación ha cambiado drásticamente para Isco y él lo sabe.



En un año 'normal', podría no llegar a ser tan preocupante la situación de Isco, pero con el Mundial a la vuelta de la esquina, el tema Isco podría ser cuestión de estado. El caso es que, según Cope, uno de los temas que va de boca en boca es que Isco pueda forzar su salida si ve que no cuenta para su entrenador durante la próxima eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones frente al PSG (la ida es el próximo 14 de febrero).

Si Isco Alarcón no se siente importante en la próxima eliminatoria de Champions, planteará su futuro muy seriamente. Es evidente que Isco no atraviesa por su mejor momento ni deportivo ni físico, pero tampoco mental. Su enfado con Zidane al ser sustituido en el minuto 77 del encuentro de vuelta de Copa del Rey ante el Leganés (1-2) no pasó desapercibido para nadie.


Deja tu Comentario