2018-02-09 17:02 Real Madrid Por: Redacción MB

Cristiano se rebota con Florentino por culpa de Neymar

El Real Madrid no permitió a Cristiano acudir a un acto de Nike en el que sí estuvo Neymar



El Real Madrid, excusándose en la premisa de que sus futbolistas tienen que centrarse en lo meramente deportivo, no ha permitido a Cristiano Ronaldo viajar a Londres a un acto promocional de su marca, Nike, en la que sí ha estado Neymar como máximo exponente futbolístico para la firma.

Y este hecho ha molestado a Cristiano, ya que considera que es él quien debería estar liderando a Nike en Londres y no el brasileño. Pero la competencia de las marcas entre Adidas, firma del Real Madrid y Nike, la de su máxima estrella, ha hecho que Florentino haya decidido que su jugador no podía ir a la capital inglesa a defender su marca.



Además, no ha sido el único en quedarse en Madrid, ya que Nike también invitó a otros futbolistas como Marco Asensio o Isco, pero el presidente, para seguir la tónica que ha tomado con el portugués, tampoco ha permitido viajar a los dos españoles.

Neymar ya piensa en el Real Madrid

Neymar ya ha puesto a funcionar la maquinaria de la estrategia que debe acabar llevándole directamente al Real Madrid. El PSG se cierra en banda a traspasarle, pero no le quedará otro remedio si es él el que presiona para forzar el traspaso. Para ello necesita cargarse de razones que justifiquen su decisión de marchar de París. Y en eso está.

La cosa empezó con el disgusto con Cavani por el tema del lanzamiento de los penaltis. Y continuó con su admitido malestar por los silbidos que le dedicó su propia afición cuando marcó de penalti su cuarto gol en un partido en el que, de haber cedido el honor a Cavani, le habría permitido convertirse en el máximo goleador de la historia del club. Hay más temas relacionados con su adaptación a la vida de París, el clima... Pero Neymar necesita más argumentos de peso y ya ha empezado a explotar otro.



Se trata de su reacción por la decisión del PSG de despedir a su amigo el internacional brasileño Lucas Moura, que ha fichado finalmente por el Tottenham después de haber estado negociando con el Betis y tras seis años en el PSG. Moura era uno de los apoyos de Neymar en el PSG y una de las pocas personas que le hacían más llevadera la vida en París fuera de los terrenos de juego. Su despido ha significado para Neymar un golpe bajo que no perdona y que sumará al capítulo de agravios cuando se presente en el mes de junio en las oficinas del PSG para pedir que lo traspasen al Real Madrid. Y es que Moura no era un compañero normal, es íntimo amigo de Neymar desde que ambos coincidieron en las categorías inferiores de la selección brasileña


Deja tu Comentario