2018-02-12 16:02 Real Madrid Por: Administrador

Fecha redonda para el Barça en su récord de la vergüenza

Dos años sin que el equipo que ahora dirige Valverde haya recibido un penalti en contra



Corría el 14 de febrero de 2016 cuando el Barça, que por aquel entonces tenía a Luis Enrique en el banquillo, recibió un penalti por un empujón de Jordi Alba sobre Guidetti en un FC Barcelona- Celta. Dos años después de aquel encuentro que acabó con 6-1 para los blaugrana, sigue siendo la última pena máxima que ha sido pitada en contra de los culés.

Y es que es un dato vergonzoso. Algunos se excusan diciendo que los equipos contrarios no le llegan. Pero nada más lejos de la realidad, porque desde aquel día de febrero de 2016, numerosas han sido las veces que los árbitros han perdonado al equipo y han puesto en evidencia la credibilidad de un torneo que está diseñado para que lo gane Messi y compañía.



Dos años de récord vergonzoso. Dos años que se traducen en 76 partidos ligueros sin recibir un penalti en contra.

Ocho pitados al Madrid

Desde aquel día, el Real Madrid, por poner un ejemplo, ha recibido un total de 8 penaltis en contra. Pero no es el único, ya que el Atlético ha visto como lanzaban contra su propia portería hasta siete penas máximas.

Otros de los equipos de LaLiga superan estas cifra, como el Celta o el Valencia, que desde que Guidetti marcara en el Camp Nou en ese último penalti, han sido sancionados con 18 penaltis cada equipo.



Por tanto se trata de un récord. Pero un récord que no deja bien parado a nadie. Ni al colectivo arbitral ni a la competición, que demuestra cómo hay cierto favoritismo hacia un equipo, que ni con esas fue capaz de levantar el título la temporada pasada.

Bulo arbitral

A pesar de sus dos empates seguidos, el Barça sigue siendo amo y señor de LaLiga. Su distancia respecto al Atlético de Madrid, segundo clasificado, es todavía de siete puntos, lo que da la tranquilidad a los de Valverde de que se llevarán el campeonato. Por si saltara la sorpresa, igualmente en el Camp Nou tienen la certeza y seguridad de que el trofeo recalará en el la capital catalana. Y es que todo es muy fácil cuando tienes los árbitros a favor. Lo que al principio parecía una simple sensación de que la Liga estaba peligrosamente preparada para los culés, se ha confirmado ahora.

Los datos no mienten. Y echando un ojo a las cifras, el bulo arbitral del que disfrutan los azulgrana es más escandaloso que nunca. De hecho, están de enhorabuena: hoy se cumplen 2 años desde el último penalti que un árbitro se atrevió a pitarles en contra en el torneo español a los culés. Sucedió en febrero de 2016, por aquel entonces el Real Madrid no había ganado la Undécima, y Claudio Bravo seguía siendo el portero de Liga en las filas culés. Algo que ya queda muy lejos.


Deja tu Comentario