2018-02-12 08:02 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Por qué está enfadada la Grada de Fans del Real Madrid

La grada de animación del Santiago Bernabéu fue uno de los protagonistas del duelo ante la Real Sociedad.



En el último partido liguero del Real Madrid, que disputó en el Santiago Bernabéu ante la Real Sociedad, se dio alguna que otra circustancia atípica. En primer lugar, la abultada victoria merengue, que por fin pudo sacar su artillería a relucir en un partido de Liga, algo que no ha pasado demasiadas veces este curso en el torneo doméstico. Otro de los protagonistas fue la Grada Joven del club blanco, que en los primeros cinco minutos de partido se negó a animar al equipo, en un gesto que dejó descolocados a muchos que notaron la falta de ánimos de la siempre viva grada de fans madridistas.

El motivo de esta particular 'huelga' es el hecho de que los jugadores nunca saludan ni se dirigen a dicho grupo, sin duda los que más animan y más ruido hacen en favor de los cracks de Zinedine Zidane. En un mensaje publicado por el grupo en las redes sociales llamado 'No falléis a la afición', el grupo mostró poco antes del partido su rechazo a animar durante el primer tramo de encuentro para denunciar este desagradecimiento.



El comunicado de la Grada de Fans.

En el comunicado, la Grada de Fans asegura que "los fans están cuando ganas y también cuando pierdes. Cuando lideras la clasificación de La Liga y cuando estás a 20 puntos. 300 de ellos estuvieron junto a ti hace solo una semana en Valencia, apoyándote y animándote desde el primer minuto al último. Dejándose la voz con un frío de justicia y sabiendo que por delante quedaban muchas horas de viaje para volver a casa. Pues llegaron pasadas las 4 de la mañana porque la nieve no permitía a los buses pasar de 60. Y, como están, exigen que tú también estés. No exigen que ganes todo, ni que no tropieces, pero sí que estés y que quieras estar; que luches por nuestro escudo como ellos luchan y que lo hagas a su lado".

Una de las anécdotas que dejó la Grada fue la no celebración del primer gol merengue, que marcó Lucas nada más empezar el partido y que en consecuencia se encontraba en el plazo de cinco minutos en los que los aficionados decidieron no animar, lo que dejó una estampa atípica en el Bernabéu


Deja tu Comentario