2018-02-14 08:02 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Florentino busca refuerzos en el Barça

El presidente merengue ha intentado meter las narices para llevarse a tres jugadores culés.



Una cosa que caracteriza al Real Madrid es su falta de incoherencia. Incoherencia sobre el terreno de juego, con el supuesto 'señorío' que luego demuestran con agresiones o muestras de chulería sus jugadores, o también desde los despachos. Particularmente, el club merengue ha intentado dar un golpe al Barça con una traición haciendo gala precisamente de esta poca correspondencia en lo que supuestamente es y lo que hace, y para más inri Florentino Pérez ha salido con el rabo entre las piernas tras haberse planteado algo imposible.

El mandatario, acostumbrado a fardar de la 'Fábrica' merengue, intentó llevarse hasta 3 jugadores de la Masia culé, pese a existir un pacto de 'no agresión' entre ambos clubes en lo que se refiere a sus canteras. Concretamente, responsables técnicos del club blanco echaron el ojo a Sergio Gómez -que puso rumbo al Borussia Dortmund el pasado mercado de invierno-, Oriol Busquets, que termina contrato en junio, y Juan Miranda, al que ya intentaron llevarse cuando vestía del Betis.



La plana mayor merengue evitó un ridículo sin igual.

Afortunadamente para ellos, las altas esferas del club de Chamartín frenaron los contactos en el último segundo y evitaron un ridículo que se antojaba espantoso. De hecho, desde el Camp Nou llegaron a tener constancia de la idea de intentar inmiscuirse en su cantera, pero al final pudieron ahorrarse la humillación al eterno rival, que hubiera sido de libro.

Esta última intentona merengue demuestra que por mucho que diga públicamente el Real Madrid que su cantera es el ejemplo mundial a seguir, no sólo tiene envidia de la que realmente está varios peldaños por delante, sino que algunos están hasta dispuestos a romper el pacto entre caballeros que apalabraron sus máximos responsables con el Barça para mantener la 'paz' y los equilibrios.


Deja tu Comentario