2018-02-15 20:02 Real Madrid Por: Fede Peris

De penalti y de rebote: Así se construye la leyenda de Cristiano Ronaldo

La prensa de Madrid anestesia al personal con la gran mentira de Cristiano Ronaldo, que sólo marca de penalti y de rebote, y la ilusión de un Real Madrid invencible (a 17 puntos del Barça).



"Cristiano siempre aparece". Se lo repiten tantas veces que acaban creyéndoselo. El aparato de propaganda del Real Madrid, que ha necesitado fabricar un anti Messi para no ser menos, prosigue con su gran mentira, la del héroe legendario que vive de sus goles, porque de otra cosa no puede. Y ayer marcó dos. Más mito todavía.

Lo que no dice la prensa gaitera de Florentino Pérez es que uno fue de penalti y el otro de rebote con la rodilla. Nada más alejado de la leyenda que presumir de goles de penalti y de rebote. Pero la epopeya de Cristiano Ronaldo se escribe así desde el principio. Con muchos penaltis y muchos rebotes. Y muchas mentiras. Eso le ha servido para acumular goles y le da derecho -o eso piensa a él- a que le sitúen a la altura de Leo Messi en el escalafón de la elite mundial del fútbol. 



Cristiano no marca cuando hace falta talento

Cristiano Ronaldo pudo marcar ayer, ante el PSG, varios goles más, pero no lo hizo. Sólo de penalti y de rebote. Cuando necesitó recurrir al talento, se estrelló ante el portero Areola o directamente envió el balón fuera. Y ocasiones tuvo para firmar un repóker. Pero con el doblete ya tenía bastante para sumar más cifras en su registro particular goleador, que a fin de cuentas es lo único que le importa. El Real Madrid sólo le sirve desde el momento en que pasando eliminatorias le da la oportunidad de marcar más goles. 

Ayer el PSG le dio un baño al Real Madrid. Y Neymar otro a Cristiano Ronaldo como futbolista talentoso, participativo y creador de juego. Y es que Cristiano no crea nada, ni se va de nadie. Vive del rebote o del penalti que le hacen a otro y él lo transforma. Esperar de él virtuosismo no deja de ser una utopía. Pero llegó el penalti, más que discutible, la mano no señalada a Sergio Ramos, el fuera de juego inexistente de Mbappé que pudo acabar en gol y la patada del propio Cristiano a un rival en la jugada que precedió al segundo gol. Y zas. Ya podemos seguir autoengañándonos con este equipo que da pena en La Liga, que está fuera de la Copa y que ayer mismo recibió un repaso en toda regla del PSG que sólo el árbitro impidió que se viera reflejado en el marcador.

La prensa de Madrid se recree en su gran mentira virtual

Pero en la prensa de Madrid no le gusta la realidad, prefieren recrearse en su realidad virtual que no entiende de autocrítica. Y en este momento, a 17 puntos del Barça y sin poder pedir el Camp Nou para la final de Copa, vuelven a pensar que Zidane es un genio y que este equipo es invencible. Lo mismo que dijeron después de meterle siete al Deportivo y descubrir luego la cruda realidad ante el Levante. Intentan esconder sus miserias a base de escapismo, como ha hecho hoy el diario Marca: "Al Khelaifi se acuerda de Aytekin tras perder en el Bernabéu: "No somos el Madrid pero ya basta". 



Mejor hablar de Aytekin que del escándalo arbitral de la temporada que se vivió ayer en el Bernabéu. Son así. Ahora los llorones son los otros. Cuando llegue el batacazo final, no les quedará más remedio que llorar ellos y... lanzar porquería a los éxitos del Barça intentando ensuciarlos con los árbitros.

La gran mentira.

 


Deja tu Comentario