2018-02-15 12:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

Lo que se esconde detrás del abrazo de Cristiano a Neymar

Cristiano Ronaldo abrazó a Neymar con la misma intención con que abrazó a Messi en la final de la Copa del Rey de 2014.



Todo en la vida de Cristiano Ronaldo está meticulosamente estudiado. Su presencia en las redes, su presencia en los medios... La imagen de Cristiano Ronaldo vale mucho dinero y hay que cuidarla. Y para ello los gestos son muy importantes. El abrazo de anoche con Neymar no fue espontáneo, estaba programado y no es la primera vez que lo hace.

La foto con Messi que dio la vuelta al mundo

Cristiano Ronaldo buscó a Neymar para entrelazar sus brazos con él en señal de amistad y deportividad al término del Real Madrid-PSG que acabó con triunfo del Real Madrid por 3-1. Lo hizo después de ganarle la partida al brasileño. El rey consuela al aspirante a destronarlo. Que quede claro quién es el ganador y quién el vencido. Cristiano y el entorno que cuida su imagen sabían que esa foto daría la vuelta al mundo. Los que aspiran a cuestionar a Messi, juntos. Uno ganador. El otro perdedor. Ese es el mensaje que busca la foto. Los dos juntos, pero uno victorioso y otro derrotado. Si el resultado hubiera sido de signo contrario y Cristiano el derrotado, esa foto no existiría.



No es la primera vez que Cristiano Ronaldo busca una foto de este tipo. Ya lo hizo en la final de Copa del Rey que disputaron en 2014 el Real Madrid y el FC Barcelona. Cristiano Ronaldo, lesionado entonces, no pudo jugar el partido, pero el triunfo sonrió al Real Madrid y el portugués quiso acaparar su cuota de gloria buscando a Messi al final del partido para consolarle por la derrota en el mismo césped. Esa foto dio la vuelta al mundo y vendió exactamente lo mismo que ha pretendido Cristiano Ronaldo con Neymar, mostrar al mundo la imagen del vencedor Cristiano Ronaldo (aunque no jugara) consolando al perdedor, para que quedara claro quién está arriba y quién abajo.

También acaparó protagonismo en la Eurocopa

Algo parecido sucedió en la final de la última Eurocopa que ganó Portugal sin Cristiano Ronaldo en el campo. La vedette madridista , que había hecho un torneo mediocre, ya se preocupó de acaparar los focos durante ese partido (Portugal-Francia) con una actividad inusitada desde el banquillo, hasta el punto de parecer el entrenador del equipo ganador. La finalidad de su comportamiento era que el protagonismo del triunfo de Portugal recayera sobre él aunque su presencia no tuviera ninguna incidencia sobre el triunfo cosechado por sus compañeros.

Pura pose. Sólo así, a base de marketing, ha conseguido Cristiano Ronaldo influir en la opinión pública y los medios a lo largo de su carrera para para poder ser considerado al nivel de Leo Messi. Y es que a veces no es suficiente con ser el mejor, también hay que parecerlo. Y en eso, en parecerlo, Cristiano Ronaldo sí es "The Best".




Deja tu Comentario