2018-02-16 17:02 FC Barcelona Por: Redacción MB

El problema que Paulinho llevaba en secreto

El brasileño arrastra un problema en el pie derecho desde la ida de los cuartos de la copa ante el Espanyol



El bajón de Paulinho en los últimos encuentros ha sido evidente. Después de llevar una temporada arrolladora en la que está siendo la auténtica sensación del campeonato, en el último mes se ha visto cómo ha perdido protagonismo e incluso ya no es tan decisivo. Pero tiene un porqué, ya que el carioca está sufriendo un problema físico desde hace unas semanas, en concreto desde que se disputara la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey en Cornellà ante el Espanyol.

En ese encuentro Paulinho sufrió una mini fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho. Después de ahí, decidió infiltrarse para poder jugar los siguientes encuentros, pero sus molestias han dicho basta después de haberse notado con peor forma que antes de esa lesión. Es por ello que ha pedido permiso al club para que lo trate un fisioterapeuta de su confianza que se ha traído de Brasil.



El fisioterapeuta es Caio Mello, colaborador de la Selección y miembro de los servicios médicos del Corinthians. Ha llegado a Barcelona para ayudar a Paulinho, quien si no se infiltra siente dolores y al principio apenas podía apoyar el pie. Eso sí, todo esto no le impedirá estar en la lista de Valverde de cara al importante encuentro ante el Eibar.

Coutinho y Paulinho, madurez y esfuerzo

El perfil de los futbolistas brasileños parece ser siempre el mismo: fiesteros, con toques de inmadurez y con falta de disciplina. Sin embargo, las dos últimas incorporaciones brasileñas del Barcelona, Coutinho y Paulinho, tienen un perfil muy diferente. Tanto 'Cou' como Paulinho dejan de lado el espíritu rebelde y anárquico de otros brasileños que han pasado por el Camp Nou en los últimos años.

Futbolistas como Neymar, Alves, Ronaldinho, Romario o Ronaldo han dejado muestras de su increible calidad en Can Barça, sin embargo, tambén han dejado muestras de su 'perfil brasileño'. Todos ellos también fueron protagonistas de polémicas extradeportivas: sus fiestas, como su magia, ocuparon titulares.



Por un lado, Philippe Coutinho cuenta con una amplia experiencia europea. Ha conocido varias ciudades europeas y jamás ha dado una polémica extradeportiva. Coutinho nunca ha estado envuelto en episodios que recordasen a sus compatriotas. Su carácter, además, le ha hecho integrarse rápidamente en el vestuario. Es humilde, trabajador y demuestra su habilidad con solvencia.

Por su parte, Coutinho también es un hombre curtido y maduro. Paulinho Bezerra también disfrutó de experiencia en el viejo continente muy pronto. Cuando militaba en el Audax brasileño fue cedido al Vilnius lituano, con 16 años, lo que le ayudó a madurar tal como ha explicado en varias ocasiones. Toda una carrera donde ha tenido que labrarse su futuro a base de esfuerzo y poca fiesta.


Deja tu Comentario