2018-02-18 22:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Marco Asensio lidera con un doblete la manita al Betis en Sevilla (3-5)

El Real Madrid muestra su peor cara en la primera parte, pero tras el descanso salió revolucionado y arrolló al Betis con una manita de Asensio (2), Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Benzema.



El Real Madrid le ha endosado una manita al Betis en Sevilla, en la vigesimocuerta jornada de La Liga, pero también ha encajado tres goles, lo que pone de manifiesto que el equip de Zidane conjuga con tanta facilidad el verbo golear como el fallar cuando se trata de acciones defensivas. Zidane ha apostado por Marcos Asensio y éste no le ha fallado con dos goles decisivos. También ha marcado el polémico Benzema, que ha salido en los últimos minutos y ha anotado el gol de la tranquilidad. 



Zidane se decidió finalmente a prescindir de Benzema para colocar en su lugar a Marco Asensio. Y éste no le falló. En el minuto 11 ponía al Real Madrid por delante en el marcador con un tanto de cazagoles, que no es precisamente su especialidad, rematando de cabeza con picardía el rechace de Adán a un disparo durísimo de Cristiano Ronaldo.

El Madrid jugó con la cabeza pouesta en París

Pero Asensio no era la única novedad  reseñable en el Real Madrid. Zidane ha colocado a Kovacic en el lugar del lesionado Kroos y ha dado descanso a Modric para colocar en su lugar a Lucas Vázquez. El Madrid se ha confiado con el tempranero gol de Asensio, se ha echado para atrás y ha permitido al Betis gobernar el partido sin apenas oposición. El control del balón era bético ante el pobre pressing que ejercían los jugadores madridistas. El Betis se ha crecido, se lo ha creído y ha llegado a la portería de Keylor Navas con mucho peligro en varias ocasiones. Eran avisos que se han acabado de cumplir en el minuto 33, cuando Mandi envió de cabeza el balón al fondo de la red a centro de Joaquín. Y apenas cuatro minuto más tarde se consumó el descontrol defensivo blanco con un autogol de Nacho intentando rechazar el disparo de Junior, que fusiló a Keylor sin apenas oposición.



La lesión de Marcelo

El Real Madrid, que empezó bien, llegó al descanso castigado por su apatía. Los hombres de Zidane parecían más pendientes del PSG que del Betis. Quizá la lesión de Marcelo, que en el minuto 26 se ha roto solo, ha influido en los demás. Si se confirma la lesión muscular, tres semanas no se las quita nadie a Marcelo, que se perdería el trascendental partido de vuelta de la Champions League en el Parque de los Principes ante el PSG el próximo 6 de marzo. 

Lo cierto es que el Real Madrid ha echado de menos a Kroos y a Modric, dos jugadores que imponen criterio al juego blanco. El Betis ha trenzado jugadas, ha combinado el balón y ha hecho paredes mientras los jugadores blancos se lo miraban. No ha habido presión y el Madrid ha permitido al Betis sacar lo mejor de cada jugador. 

Cambio de cara en la segunda mitad

Pero en la segunda parte todo cambió. Hubo regañina de Zidane y el Real Madrid saltó al césped con otra disposición y mucho más interés. Sergio Ramos, en uno de sus clásicas acciones rematando de cabeza un balón colgado en el área, ha hecho subir el empate a dos en el minuto 51. No convenía que el partido se enquistara, había que darle la vuelta y ha sido el capitán quien se ha encargado de poner las cosas en su sitio.

El Madrid era otro, el pressing funcionaba y el control del balón y del partido era del equipo blanco que hoy vestía de azul. Gareth Bale ha tenidos dos cara a cara con Adán que no han entrada por auténtica mala suerte. Y no ha sido hasta el minuto 58 cuando el Madrid se ha puesto de nuevo por delante gracias otra vez a Marco Asensio culminando un jugadón de Carvajal, inmenso. Llamativa fue también la celebración de Asensio, corriendo al banquillo a fundirse en un abrazo con Ceballos.

Y apareció Benzema cuando nadie le esperaba

Con el 2-3 a su favor esta vez el Real Madrid no se ha echado para atrás y ha proseguido con su dominio. Cristiano ha anotado el 2-4 en el minuto 65, en un gol de maestro recortando en el area al rival y fusilando el balón en el fondo de la portería. 

Y cuando el partido parecía controladísimo, el Betis ha anotado el 3-4 a seis minutos del final por medio de Junior, que ha sabido aprovechar un nuevo error de concentración en la zaga blanca. Parecía que tocaba sufrir. Zidane, que había sustituido a Bale por Isco, hizo lo propio en estos últimos compases dando entrada a Benzema en sustitución de Cristiano Ronaldo. Y cuando nos disponíamos a sufrir en los últimos compases del juego, ha llegado precisamente el gol de Benzema, robando un balón, dejándoselo a Lucas Vázquez, que se lo devuelve para rematar a portería el 3-5 ya en tiempo de prolongación.

Partido fantástico con dos equipos jugando de poder a poder. El Real Madrid ha dejado en Sevilla la huella de su pegada, pero ha encajado demasiados goles para lo que se debe esperar de la defensa blanca, que ha pasado por demasiados apuros. Pero vamos a quedarnos con los positivo. La reacción del equipo en la segunda mitad, la aportación magistral de Marco Asensio y el gol de Benzema que puede reconciliarle consigo mismo y aportarle una dosis de autoestima que le irá muy bien para el tramo final de la temporada. 

Ficha técnica

Real Betis, 3 - Real Madrid, 5

Real Betis: Adán, Barragán, Mandi, Bartra, Amat (Javi García, 74'), Júnior, Boudebouz (Sergio León, 80'), Fabián, Guardado (Tello, 80'), Joaquín y Loren

Real Madrid: Keylor, Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo (Theo, 29'), Casemiro, Kovacic, Lucas Vázquez, Asensio, Bale (Isco, 72'), Cristiano Ronaldo (Benzema, 88')

Goles: 0-1, Asensio (10'); 1-1, Mandi (32'); 2-1, Nacho, en propia puerta (36'); 2-2, Sergio Ramos (50'); 2-3, Asensio (58'); 2-4, Cristiano (64'); 3-4, Sergio León (84'); 3-5, Benzema (91')

Árbitro: Gil Manzano (extremeño). TA: Barragán (43'), Junior (48'), Loren (60') / Carvajal (5'), Kovacic (46'), Bale (56'), Casemiro (80')

Benito Villamarín:  53.486 espectadores