2018-02-19 09:02 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Alta tensión entre Benzema y Zidane en Sevilla

El jugador galo se enfadó de lo lindo con su entrenador en el Villamarín.



Caprichos del fútbol, este quiso que Karim Benzema metiese el quinto gol y el de la tranquilidad en el Benito Villamarín para dejar sin opciones a un Betis muy combativo, a pesar de que el francés saltó al terreno de juego a falta de dos minutos apenas para el final del choque. El galo, muy errático de cara a puerta esta temporada, encontró un inesperado premio pese a contar un un breve rato sobre el terreno de juego, que ha sorprendido a muchos merengues. Lo que pocos no sabían hasta ahora es que el '9' saltó al césped muy 'cabreado' con su entrenador por lo ocurrido minutos antes.

Y es que Zidane hizo sacar de quicio a su delantero centro durante el segundo tiempo. Viendo el resultado adverso en el descanso, el marsellés hizo calentar a Benzema junto a Isco durante toda la segunda parte. El galo, que no esperaba ser suplente, ya contaba los minutos para saltar al terreno de juego. Pero los minutos fueron pasando, entró Asensio, se remontó el encuentro y el ex del Lyon seguía ejercitándose en la banda.



El hartazgo de Benzema con Zidane precedió a su gol.

Hasta que llegó el tramo final de partido y Benzema, harto de esperar, se dirigió a Pintus antes de sentarse en el banquillo, sin esperanzas de saltar al campo tras un buen rato habiendo calentado. Lo que no se esperó fue la respuesta que le dio Zidane a su gesto: "Sal ya", le respondió. Parecía toda una provocación, similar a lo que le hizo el técnico la pasada temporada a Morata, pero incluso entrando en el tramo final, el francés dejó su huella.

Con su gol en el tiempo añadido, Benzema convirtió en dulce un partido que para él había sido una pesadilla durante buena parte de su transcurso. Quizá en la próxima ocasión tenga más paciencia.


Deja tu Comentario