2018-02-19 17:02 FC Barcelona Por: Redacción MB

El borrón de Luis Suárez como jugador del Barça

Luis Suárez tiene, pese a ser un gran goleador, un dato negativo como jugador del Barça



Toda carrera tiene borrones. El de Luis Suárez tiene que ver con la Champions. El charrúa, que desde que llegara al club blaugrana está haciendo un fútbol impresionante creando una gran sociedad con Messi y otros compañeros, tiene una estadística que le está persiguiendo desfavorablemente: Su escasez goleadora fuera de casa en Champions.

Y es que el uruguayo lleva la friolera de 889 días sin hacer un solo tanto fuera del Camp Nou en la competición continental. La última vez fue en el Olímpico de Roma el 16 de septiembre de 2015, y desde entonces tan solo ha podido perforar la red en Barcelona, un dato que sorprende por la voracidad del ‘9’ culé.



Pero aunque sea un delantero con mucho hambre y siempre esté rondando el gol, esta estadística hace que Luis Suárez tenga ese borrón en su carrera, que intentará borrar de un plumazo en Stamford Bridge ante el Chelsea. No hay mejor escenario que el de los ingleses para olvidar esta sequía y comenzar a ser en Europa quien ya es en España. Y es que en la últimas jornadas Luis Suárez está devorando las porterías rivales, después de un inicio de temporada dubitativo.

Cuesta marcar fuera de casa

De los 12 partidos que lleva Suárez sin ver puerta desde aquel encuentro ante la Roma, hay que sumarle que el equipo al completo no ve puerta lejos de casa desde la fase regular de la temporada pasada en Glasgow. En aquel quinto partido de esa fase, el Barça no ha podido perforar las porterías rivales lejos del Camp Nou, ni en las siguientes rondas de la anterior edición, ni en este año, ya que dos de los tres partidos que se han jugado han acabado 0-0 y el otro fue un 0-1 para el conjunto de Valverde pero el gol lo hizo en propia puerta un futbolista del Sporting de Portugal.

Los gestos de Suárez

Luis Suárez es un jugador temperamental. Eso ya se sabe. Vive el fútbol al máximo y da el 100% en cada jugada que disputa. Sin embargo, frecuentemente es criticado porque, dicen las malas lenguas, sus gestos pueden rozar el límite de la legalidad.



Pero Suárez, un futbolista noble donde los haya, como dijo su amigo Piqué en la entrevista que ambos mantuvieron hace unos meses, el propio Suárez es consciente de que pueda llegar a actuar mal en determinados momentos, pero su intención siempre es sana y deportiva. De hecho, del recordado incidente con Chiellini del Mundial, el charrúa manifestó: “No tengo problemas de decir que lloré porque… de que me estuvieran aceptando (en el Barça). Y yo pasando por todos los momentos que pasé y la cagada que me había mandado, era complicado confiar en mí. La verdad que en eso el Barça se ha portado espectacular conmigo y siempre le voy a estar agradecido”.

Y el otro día, en el encuentro ante el Getafe, el propio Suárez fue recriminado por un gesto que le hizo al juez de línea después e que anulara un gran gol que había marcado el ‘9’. Se giró hacia él y con un fuerte movimiento de brazo, le recriminó que hubiese anulado la acción. Pero eso no quiere decir que el futbolista tenga que ser sancionado. En los terrenos de juego ocurren, cada partido, muchas acciones más proclives a recibir sanción que el juego de Luis Suárez.


Deja tu Comentario