2018-02-19 16:02 FC Barcelona Por: Redacción MB

Este es el reducido grupo europeo de invictos al que pertenece el Barça

Tan solo cuatro equipos en todo el continente gozan de la condición de imbatidos



El FC Barcelona pertenece a un selecto grupo de equipos que a estas alturas de la temporada, en febrero, todavía siguen invictos en sus competiciones domésticas. De hecho, el Barça tan solo ha perdido un encuentro desde que comenzara la campaña, el de Copa del Rey ante el Espanyol, aunque acabó superando la eliminatoria.

Junto al equipo de Valverde, se encuentran: Oporto, Viktoria Plzen y Lincoln Red Imps. Hasta este domingo, el Dinamo de Zagreb era el quinto club en formar parte de este grupo, pero ha cedido su primera derrota.



Por eso, la hazaña culé es mucho más digna de admirar, ya que no hay ningún solo conjunto de las grandes Ligas (con permiso del Oporto) que pueda presumir de no haber caído derrotado en Liga.

Asimismo, entre los cuatro que todavía se mantienen de pie en este grupo, el Barça cuenta con 19 victorias y 5 empates, mientras que el Oporto está con 18 victorias y 4 empates. El equipo polaco (Viktoria Plzen) se encuentra con una estadística de 15 victorias y 2 empates, mientras que los gibraltareños del Lincoln Red Imps lideran su clasificación con 11 victorias y 1 empate.

El Barça gana incluso jugando mal

El FC Barcelona se llevó los tres puntos de un campo siempre complicado como es el Municipal de Ipurua. Luis Suárez y Jordi Alba fueron los encargados de batir al guardameta rival Dmitrovic en un mal partido en líneas generales del Barça, en el que no tuvo la posesión y estuvo marcado por la expulsión de Orellana.



En el primer tiempo, el Eibar eligió a qué jugar, pero no tuvo fortuna en el resultado. El equipo de Mendilibar estuvo muy activo durante los primeros 45 minutos, mostrándose superior sobre el terreno de juego, pero sin conseguir el premio del gol. El club vasco tuvo más posesión que el FC Barcelona, en un intercambio de papeles que conllevó a un conjunto de Ernesto Valverde buscando adelantarse desde la contra.

Luis Suárez rápidamente tuvo una ocasión de sumo peligro para ello. Utilizando su cuerpo a la perfección, se marchó del guardameta Dmitrovic, pero no tenía ángulo y decidió dársela a un Jordi Alba que no aprovechó el pase. No obstante, el charrúa no falla dos veces seguidas, y en la siguiente ocasión fue capaz de batir al portero serbio, en una acción muy similar en la que también se marchó de él, pero si tenía ángulo.

Parecía que tras este tanto que adelantó al Barcelona las tornas se iban a cambiar, pero no fue así. A pesar de que el Barça estaba por delante en el marcador, el Eibar continuó siendo superior sobre el terreno de juego en un partido realmente extraño, no sólo por lo que estaba pasando sobre el césped, sino también porque llovía y hacía sol en el Municipal de Ipurua, un enfrentamiento con mucha acción.


Deja tu Comentario