2018-02-19 17:02 Real Madrid Por: Redacción MB

Se acaba la paciencia con Gareth Bale

El galés está perdiendo todo lo que había conseguido desde su reaparición antes de Navidad



Gareth Bale ha tenido un importante bajón físico y de juego desde los primeros encuentros de este 2018. Fiel a su estilo, tiene a la afición acostumbrada a protagonizar grandes jugadas con partidos enteros desaparecido. Y el de anoche ante el Betis volvió a dejar muestra de ello.

Pero la afición lo tiene claro: Se prefiere mucho antes a Marco Asensio que al galés. Sobre todo después de que el propio jugador británico saliese molesto del partido de Champions ante el PSG donde fue suplente. Este hecho le molestó, al igual que los constantes cambios que sufre casi en cada partido, pero no tiene que olvidar que lo principal es el equipo y que quien manda es el entrenador.



Además hay varias cosas que hacen que esa paciencia cada vez sea inferior, como el hecho que después de 4 años todavía no sepa hablar castellano. Y esto sumado a la cantidad de encuentros que se ha perdido por haber estado lesionado pese a haber sido el fichaje más caro de la historia del club y tener la constante vitola de crack mundial. Bale debe demostrar lo que es si quiere seguir jugando en el Madrid.

No ha acabado ni un partido

Zidane no ve a Bale con la capacidad física de aguantar los 90 minutos. De hecho, en el de ayer en el Benito Villamarín se completó una vuelta entera sin que el galés acabara un partido al completo.

Zidane sabe que con Bale sobre el campo puede ganar muchas cosas si se encuentra en su mejor momento, pero pierde otras tantas si no lo esta, por eso es uno de los habituales cambios para reforzar al equipo en las segundas partes. Bale ha dejado de ser intocable y los planes de Zidane así lo corroboran.



Bale tiene puesto el precio

Desde hace unos meses se está hablando de la incapacidad de Gareth Bale de jugar en el Madrid. Aunque desde que ha vuelto de la lesión está mostrando un nivel muy superior al del resto del equipo, lo cierto es que todos los problemas físicos que ha tenido desde que llegara al equipo han hecho que se convierta en uno de los transferibles.

Además, también tiene que ver que todavía sea un futbolista con mucho cartel, sobre todo en la Premier, donde hay muchos clubes interesados en hacerse con sus servicios y que pagarían un buen precio por conseguirlo.

Pues bien, en relación al precio ha hablado su representante, Jonathan Barnett, quien ha asegurado que el precio de Bale es, como mínimo, el mismo que el que se pagó por Neymar. Lo ha dicho en ‘Tuttosport’, donde también ha asegurado que el jugador está muy feliz en el Madrid, y que además, competirá en breve por ganar el Balón de Oro.

"Vale al menos 222 millones, como Neymar. Pero Gareth está muy feliz en el Real Madrid. Ama al Madrid", ha afirmado su agente, quien avisa a los interesados que tendrán que venir con una buena oferta deportiva para llevarse al británico.


Deja tu Comentario