2018-02-20 22:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

La magia de Iniesta y Messi dan vida al Barça en Stamford Bridge (1-1)

Un partido gris del Barcelona ante el Chelsea se convierte en un gran resultado por el gol de Leo a asistencia de Andrés



El Chelsea-Barcelona cumplió con todos los pronósticos y se convirtió en un duelo tosco, igualado y que solo la genialidad de Andrés Iniesta y Leo Messi pudieron darle sabor azulgrana. El equipo inglés fue un hueso muy duro de roer para un Barcelona que no encontró su juego sobre el irregular césped de Stamford Bridge. Lo mejor acabó siendo el resultado, un 1-1 que daba alas al Barça cuando más lo necesitaba y que le acerca a cuartos



Una primera mitad de superviviencia

El duelo salió como estaba planteado: un Barça intentando controlar el partido a base de posesiones largas y sin profundidad y un Chelsea que golpeaba con peligro en sus escapadas a la contra. El resultado fueron dos palos milagrosos del Chelsea a disparos de Willian, que fue un puñal en ataque que los defensas culés nunca pudieron controlar. La inoperancia ofensiva culé y el peligro inglés hicieron que el Barça celebrase el 0-0 al descanso.

Llegan los goles

En la reanudación, el equipo de Valverde salió más vertical y gozó de más presencia ofensiva. A pesar de la falta de ocasiones de gol claras, el equipo se instaló en campo contrario y las escapadas del Chelsea quedaron anuladas. Anuladas hasta que en un corner, un nuevo disparo de Willian desde la frontal acabó en la red. Un nuevo error defensivo y a la tercera Willian no perdono. En esta ocasión, el chut del brasileño no pudo ser salvado por los palos y ponía el partido -y la eliminatoria- muy complicados.



El gol de Willian llegaba en el mejor momento del Barça pero el equipo no perdió la cara al partido. Aleix Vidal entró por Paulinho -desaparecido en combate- y el equipo ganó profundidad por banda. Eso sí, el férreo sistema defensivo local no permitió ninguna ocasión clara. Una defensa sin fisuras que solo se pudo romper por un error clamoroso.

Iniesta y Messi dan vida al Barça

Llegado el minuto 75 y cuando el Barcelona comenzaba a desesperarse por no poder generar peligro, un error defensivo del Chelsea dio alas a los culés. Un mal pase en horizontal de Christiansen fue recogido con maestría con Andrés Iniesta que asistió para que Messi perforará, por fin, la portería de Stamford Bridge. El primer gol de Messi al Chelsea y que puede ser clave para sellar el pase a cuartos.