2018-02-20 23:02 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Messi rompe el maleficio del gol contra el Chelsea

Messi por fin pudo perforar la meta del equipo londinense y lo hizo en el mejor momento



Si algo está claro con Leo Messi es que nunca se le debe desafiar. El argentino tiene ese gusto por callar bocas y romper todos los supuestos 'maleficios' que le acompañan. Y ante el Chelsea, ha llegado ese momento. Llegaba el duelo contra los londinenses con la rémora de que el 10 no había sido capaz de marcarle al Chelsea nunca. Pues en el minuto 75 de la segunda mitad, cuando más necesitado estaba el equipo, Leo volvió a callar bocas.

Messi ya se había erigido como el único referente ofensivo en la primera mitad, donde el engranaje defensivo del Chelsea no dejaba casi espacios. Leo se mostró participativo y sus botas eran la única fuente de peligro en ataque del Barça. A pesar de su voluntad, las acciones de Leo quedaban como un oasis en el desierto y el equipo no encontraba el desequilibrio necesario para generar ocasiones.



Messi acaba con su bestia negra

Sin embargo, con la segunda mitad las cosas fueron cambiando poco a poco. Leo comenzó a moverse más cerca del área y el equipo fue perdiendo el corsé local a medida que pasaban los minutos. Con el gol del Chelsea, nada cambió y Leo siguió empeñado en liderar al equipo. Un liderazgo que tuvo su recompensa alcanzado el minuto 75.

Messi recibió un caramelo de su mejor socio, Andrés Iniesta, para poner el 1-1 en el marcador y, de paso, acabar con el 'maleficio' de Stamford Bridge que le hacía estar sin marcar al Chelsea después de 15 años de su primer duelo. El resultado no podría ser mucho mejor. El Barça salva un partido con un gran resultado y Messi por fin golea a su bestia negra.


Deja tu Comentario