2018-02-21 21:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El gesto de Gareth Bale que no ha gustado nada a Zidane

Bale afrontó el partido desde el banquillo en zapatillas deportivas y durante la primera parte se fue al vestuario a por las botas.



A Bale le ha sentado muy mal que Zidane prescindiera de su concurso en la formación inicial que el Real Madrid ha presentado hoy en Butarque para medirse al Leganés.

La estrella galesa afrontó muy bajo de ánimos el partido desde el banquillo y su desconexión con el partido fue tal que en el transcurso de la primera mitad, se marchó al vestuario en zapatillas deportivas en una muestra de desinterés que a Zidane no le ha gustado nada y que puede pasarle factura en el futuro más inmediato. Por ejemplo en París. 



Mientras Lucas Vázquez mordía el césped reclamando una oportunidad, Bale afrontaba el partido con indolencia desde el banquillo, sin tomarse siquiera la molestia de calzarse las botas reglamentarias por si Zidane tenía que recurrir a su concurso. Al final acabó jugando los últimos 15 minutos sustituyendo a Benzema. 

Foto: AS

 



 

Deja tu Comentario