2018-02-22 08:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Sergio Ramos ya es el jugador más sucio de la historia

El de Camas ha batido un récord negativo que dice mucho de él y del estilo del Real Madrid.



A estas alturas, algunos todavía se atreven a vincular el juego del Barça con la agresividad y el juego sucio sobre el terreno de juego. La propaganda merengue contra Sergi Roberto tras el partido de Copa ante el Valencia, donde hizo una entrada a destiempo y se le criminalizó da buena cuenta de ello. Y es que en la capital no hacen más que criticar lo que ellos mismos hacen, y el mejor ejemplo se encuentra en su propio capitán y jugador insignia de los valores merengues sobre el campo: Sergio Ramos. El central está de enhorabuena, después de batir un récord negativo que no es más que la evidencia de sobre qué pilares construye el Real Madrid su juego.

En el partido de este miércoles en Butarque, el de Camas vio una tarjeta amarilla e hizo historia superando a Albert Lopo como el futbolista con más amonestaciones en la larga historia de LaLiga. Tras ver una nueva cartulina ante el Leganés, el capitán merengue acumula ya 163, para vergüenza de un equipo cuyo ejemplo sobre el terreno de juego se sustenta en el juego sucio y las quejas.



Ramos ya ostenta los récords de tarjetas amarillas y rojas en LaLiga.

Era el récord que le faltaba a Ramos, que hace unos meses también se llevó la marca de más expulsiones recibidas. Superó, con 19 expulsiones, a otros jugadores que pasaron a la historia por su escaso juego limpio, como por ejemplo Pablo Alfaro o Xavi Aguado. Además de este récord, el '4' merengue ha dejado momentos lamentables sobre el campo, como aquella entrada criminal sobre Messi en un Clásico y las posteriores agresiones a sus compañeros de selección Puyol y Xavi. Estos son los valores del Real Madrid.


Deja tu Comentario