2018-02-22 09:02 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Zidane le muestra la puerta de salida a Gareth Bale

El galés tiene ahora mismo un pie fuera del Santiago Bernabéu.



Gareth Bale fue uno de los pocos jugadores que salió de Leganés con un rostro triste. Sólo Dani Ceballos, que ha pasado de suplente a jugador testimonial -en Butarque no disputó ni un minuto de juego saliendo del banquillo- volvió a casa con el mismo ánimo que el galés, que vive probablemente sus horas más bajas desde que fichó por el Real Madrid en 2013. Lo que parecía una recuperación de su lesión por todo lo alto a finales de 2017 se convirtió al final en el principio de su pesadilla como jugador merengue, que podría terminar en una salida en verano.

De hecho, esta es la premisa a la que apuntan las decisiones de Zidane, que volvió a dejarlo en el banquillo. A pesar de todo, el técnico no habló de confianza sino de recuperación física para justificar su suplencia: "Estoy contento con Gareth, hay que ir poco a poco con él. Lo que queremos es que poco a poco encuentre su mejor nivel. Vamos a ver los partidos que vienen ahora cómo lo vamos a gestionar”, apuntó tras el choque. Sin embargo, el rostro de Bale delataba los problemas que hay detrás.



Bale, en las quinielas para salir traspasado en verano.

Y es que el '11' ha pasado de ser un imprescindible a un simple recurso para el segundo tiempo, superado por los jóvenes Asensio y Lucas, que han demostrado mayor eficacia y, sobre todo, mucha más energía sobre el terreno de juego. Desde que Bale se recuperó de su lesión, no ha jugado ningún partido completo, y de hecho este curso, con el permiso de estas dolencias que arrastró, sólo ha jugado el 35% de los minutos posibles, un total de 1.342, que revelan su pobre situación y su protagonismo cada vez más menguante.

Así, todas las perspectivas de futuro invitan a un traspaso en el próximo mercado de verano, que serviría para hacer caja y a la vez financiar la llegada de uno de los futuribles que maneja Florentino Pérez para reforzar la delantera, que no son pocos. Hazard, Kane y compañía buscan su hueco en el Bernabéu y todo apunta a que será a costa de que el galés vea frustrado su sueño de triunfar de blanco.


Deja tu Comentario