2018-02-22 20:02 Reportajes Por: Carlos Muñiz

Zidane lleva al fracaso el último proyecto ilusionante de Florentino Pérez

Florentino Pérez apostó por la cantera, españolizar y rejuvenecer la plantilla del Real Madrid, pero Zidane sintoniza otra onda.



Ni españolización, ni rejuvenicimiento, ni cantera. Los buenos propósitos de la Administración Florentino Pérez del pasado verano, con su política de fichajes, ha resultado un fracaso total y absoluto. La culpa, de Zinedine Zidane

El fracaso de los cinco de cinco fichajes ilusionantes

Florentino Pérez intentó aprovechar este verano la turbulenta situación política catalana, que podría afectar a la imagen del FC Barcelona en España, adelantando al club catalán por la derecha y ganándose el aprecio de los aficionados españoles renunciando al talonario y los fichajes galácticos para hacer una apuesta por la juventud, los valores españoles y también por la cantera. Las intenciones eran muy buenas. La realidad ha demostrado, sin embargo, que ninguno de los "ilusionantes" fichajes que trajo este verano Florentino al Real Madrid le sirven a Zidane. Dinero tirado. Algo falla en la organización de la Casa Blanca que sitúa al Real Madrid a 14 puntos del Barcelona en La Liga, eliminado de la Copa del Rey por el Leganés, y con serios problemas para asentar su autoridad de campeón en la Champions League.



Cinco jugadores se incorporaron este verano al Real Madrid: Borja Mayoral, Dani Ceballos, Theo Hernández, Marcos Llorente y Jesús Vallejo. Tres volvían a la disciplina madridista después de haber sido cedidos (Borja Mayoral, Marcos Llorente y Jesús Vallejo), los otros dos fueron comprados por algo más de 50 millones de euros. Ninguno ha funcionado y todos están más fuera que dentro una vez acabe la temporada y Florentino Pérez vuelva a tirar de talonario para incorporar a fichajes contrastados, caros y extranjeros. La historia de siempre.

Zidane humilla a los fichajes

La humillación a la que sometió Zidane a Ceballos (un jugador al que fichó Florentino porque el Barça estaba interesado en él) es la gota que rebasa el vaso de la paciencia en el Real Madrid. Y es que Zidane tampoco ha contado con la cantera. La marcha de Danilo le obligó a echar mano de Achraf como alternativa de Carvajal, pero rápidamente lo ha descartado de sus planes tras el experimento fallido. Los otros canteranos que ha utilizado siempre ha sido en partidos de fiesta mayor y sin ningún tipo de responsabilidad.

Lo cierto es que el proyecto innovador de Florentino Pérez ha fracasado. Este es el rendimiento de los últimos fichajes:



Jesús Vallejo: 7 partidos jugados 554 minutos

Theo Hernández: 17 partidos jugados, 1132 minutos 

Marcos Llorente: 14 partidos jugados, 763 minutos

Dani Ceballos: 17 partidos jugados, 690 minutos

Borja Mayoral, 19 partidos jugados, 774 minutos

Este es el rendimiento ofrecido hasta ahora por los "ilusionantes" fichajes del Real Madrid de este verano, que fueron presentados por el presidente Pérez como si fueran a marcar una época en el fútbol mundial, y que fueron recibidos con orgullo porque habían elegido al Real Madrid rechazando otras ofertas. Gran éxito de Florentino... parecía entonces. Zidane sólo los ha utilizado para partidos de pandereta y para dar descanso a los buenos en los últimos minutos de algún partido, como sucedió con Ceballos en Leganés, que salió para disputar 28 segundos sin llegar a tocar el balón. 

El Real Madrid ha disputado hasta el día de hoy 37 partidos, 3.300 minutos. El que más minutos ha disputado, Theo Hernández, se ha quedado en un tercio aprovechando las lesiones de Marcelo. Los demás se mueven entre 500 y 800 minutos. Un fracaso en toda regla que evidencia fallos gravísimos de coordinación en el Real Madrid. Los que fichan no se ponen de acuerdo con el que hace las alineaciones.

Dinero tirado y otra temporada más en la historia de Florentino Pérez que amenaza con acabar en blanco. Y ya son muchas.


Deja tu Comentario