2018-02-23 19:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Barça prepara la explosión de Dembélé

Ernesto Valverde está convencido de que puede hacer olvidar a Neymar en cuanto coja ritmo de competición



El caso de Ousmane Dembélé no es como el de cualquier otro. Ni su juventud, ni su talengo, ni su precio de fichaje ni su mala suerte con las lesiones encajan en cualquier otro caso. Dembélé es un jugador especial y el club no tiene ninguna duda de ello. Ni el club, ni, sobre todo, Ernesto Valverde. El Txingurri, que no contó con él en Stamford Bridge, tiene plena confianza en las posibilidades del francés.

Dembélé será titular ante el Girona

Cuando el Txingurri sacó a Aleix Vidal ante el Chelsea, muchos se tiraron las manos a la cabeza por no haber apostado por Dembélé en su lugar. Sin embargo, no hay motivos para preocuparse. En primer lugar, todo apunta a que Ousmane Dembélé tendrá protagonismo ante el Girona pero, más allá de eso, los 20 años de Dembélé requieren de un trato muy especial. Por mucho que desde Madrid quieran compararle con Bale, no tiene nada que ver.



En el club no quieren correr con él por su juventud, por la presión que implica jugar en el primer equipo azulgrana y, sobre todo, porque viene de una lesión grave que le obligó a pasar por el quirófano y, una vez recuperado de la misma, sufrió otro problema muscular. La situación se tratará con naturalidad: los compañeros de Dembélé le ven algo bloqueado y saben que tienen que ayudarle. Es normal que note la presión y en el vestuario saben de lo que será capaz cuando saque todo lo que lleva dentro.

Máximo mimo del Barça a Dembélé

Pero no solo desde el vestuario, sino que desde el club también se le está mimando. El francés está viviendo en una casa domótica, el club le ha puesto un cocinero a su servicio que le hace menús, equilibrados, con productos de primera calidad . También le ha puesto un chófer para que no tenga problemas de movilidad por la ciudad. Además, le pusieron un servicio de seguridad.

De hecho, los cuidados van más allá. Como explica MD, el extremo francés recibe las visitas de muchos amigos en su casa y a veces han pedido comida rápida. Incluso Ousmane solicitó una bombona de butano para cocinar en el jardín. El club, para que no se tuviese que molestar y evitar riesgos en la manipulación del butano, le puso el cocinero a disposición, igual que ha habido también un empleado de seguridad pendiente de él. Además, durante su convalecencia tras ser operado en Finlandia en septiembre, los médicos (Pruna y Yanguas) fisios han ido a su casa a visitarle para que no tuviese que desplazarse.




Deja tu Comentario