2018-02-24 23:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

Uno por uno: Así jugó el Barça ante el Girona

Del error de Umtiti al recital de Messi pasando por el hat trick de Luis Suárez.



Ter Stegen. VENDIDO. Poco pudo hacer en el gol del Girona, en el que Umtiti le dejó vendido. El resto del poco trabajo que le proporcionó el FGirona lo resolvió con acierto.

Semedo. ASCENDENTE. Su mejor partido con el Barça. Más consistente defensivamente, se sumó al ataque con acierto y se hizo el amo de la banda derecha.



Piqué. PREOCUPADO. Tuvo que retirarse en el minuto 62 tras un mal gesto que hizo temer lo peor. Solucionó su trabajo sin problemas en el eje de la defensa y aportó orden al juego.

Umtiti. DESCONOCIDO. Un error suyo en el minuto uno propició el gol del Girona. Hasta tuvo que pedirle disculpas a Ter Stegen. Luego se rehizo y compensó su fallo con un buen partido.

Jordi Alba. PROFUNDO. Con poco trabajo defensivo, se incorporó al ataque con facilidad aportando profundidad y alternativas al juego ofensivo del Barça. Empieza a sintonizar con Coutinho.



Busquets. MOTOR. Fue el origen del juego creativo del Barça sacando el balón con criterio y neutralizando el juego ofensivo del Girona. Fue sustituido por Paulinho en el minuto 69.

Rakitic. INCANSABLE. Valverde lo cambió en el minuto 77 por Sergi Roberto después de vaciarse por completo subiendo y bajando en el centro del campo. El Camp Nou le despidió con una cerrada ovación.

Coutinho. PROMETEDOR. Le falta soltarse, pero poco a poco va progresando. Varios detalles de crack y un golazo de maestro. Necesita más continuidad y adaptación a la filosofía Barça, algo que irá consiguiendo con los partidos.

Dembelé. DESCONCERTANTE. Para lo bueno y para lo malo. Alternó pifias incomprensibles con asistencias y jugadas de fantasía. Pero aún le falta para ser el crack que fichó el Barça por 140 millones.

Luis Suárez. MATADOR. Extraordinario partido del uruguayo. Tres goles y un trabajo encomiable del que también se aprovecharon Messi y Coutinho. El hat trick le hace justicia

Leo Messi. SUBLIME. Respondió a los dos goles de Cristiano Ronaldo con dos goles más (de maestro) y con un recital de juego que no está al alcance de Cristiano. Capitán comprometido. 

Vermaelen. SÓLIDO. Salió en sustitución de Piqué y ofreció consistencia y seriedad en el juego defensivo.

Paulinho. TESTIMONIAL. Apenas entró en juego. Sustityó a Busquets en el minuto 69.

Sergi Roberto. OVACIONADO. El Camp Nou premió su renovación con una ovación, poco pudo aportar en los trece minutos que estuvo en juego. 

 


Deja tu Comentario