2018-02-25 20:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Las cifras (imposibles) que ponen los éxitos del Barça bajo sospecha

Los árbitros se han convertido esta temporada en el mejor jugador del Barcelona.



 

Es más fácil ganar títulos cuando a un equipo le pitan un penalti en contra cada 100 partidos o una expulsión propia cada 50 partidos. Eso es lo que está sucediendo con el FC Barcelona, que se beneficia de un exagerado trato de favor arbitral que pone en tela de juicio sus victorias.



Un penalti a favor cada 3,1 partidos

En Barcelona son felices porque el Barça lleva 31 partidos de Liga consecutivos sin conocer la derrota. La gesta de Valverde puede prolongarse en el tiempo... hasta que los árbitros quieran. Al margen del penalti cada 100 partidos y de la expulsión propia cada 50, al Barça le señalan un penalti a favor cada 3,1 partidos y le expulsan a un rival cada 4,5 partidos. 

Así todo es más fácil. Jornada tras jornada las imágenes de televisión llenan de vergüenza las supuestas gestas de un Barcelona al que está prohibido pitarle un penalti en contra y cuyos jugadores saltan al césped con la confianza que produce que si las cosas se tuercen, ahí estará el árbitro para auxiliarles. Y mención aparte merece el trato exquisito que recibe Luis Suárez, a quien nadie se atreve a expulsar pese a sus continuos gestos de mala educación, menosprecio a los rivales y protestas injusticables a los árbitros, que la mayoría de las veces van acompañadas de insultos. Es la ventaja que tiene ser del Barça. Todo vale.


Deja tu Comentario