2018-02-26 08:02 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Sergio Ramos, Balón de Oro del juego sucio

El merengue bate todos los récords en clave negativa con sus tarjetas.



Si alguien se ha convertido en el principal exponente del juego sucio en LaLiga y en toda Europa, este es Sergio Ramos. El sevillano, que además de ser un jugador muy importante en el Real Madrid es su capitán -lo que todavía le hace más representante del club merengue- ha pasado a ser el ejemplo perfecto al que no hay que seguir para los jóvenes jugadores que crecen en estas nuevas generaciones en las que, más que en ningún otro momento, el 'fair play' y la deportividad son elementos cruciales en el desarrollo de los cracks del futuro.

En este sentido, el '4' blanco es muy representativo de los valores merengues, y su fama de jugador que juega al margen del reglamento está más que justificada a través del increíble número de tarjetas que ha visto a lo largo de su carrera. Sin ir más lejos, Ramos es el futbolista que más cartulinas ha visto en todas las ligas europeas, un 'honor' que dice mucho de los valores que ha aprendido en el Bernabéu.



Ramos, el rey del juego sucio.

Las 274 tarjetas que ha visto hasta ahora se dividen en 171 en Liga, 36 en Champions y 20 con la Selección, todos ellos récords históricos a los que hay que sumar las cartulinas de las demás competiciones. El único dato llamativo en su sucio historial es que con la camiseta de España no ha visto jamás una roja, mientras que como merengue ha sido expulsado 19 veces sólo en Liga.

Tampoco tiene rival en el viejo continente. En Inglaterra, Gareth Barry es el más sucio con 124 tarjetas. Cyril Rool sembró el pánico en la Ligue 1 con 139 amarillas y otras 16 expulsiones, mientras que en el Calcio Pinzi sumó hasta 140 cartulinas. En la Bundesliga, el récord lo ostenta Effenberg, aunque sus números no pueden competir con la del capitán merengue, que se ha ganado la etiqueta de jugador sucio.


Deja tu Comentario