2018-02-26 08:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Toda la verdad sobre la (falsa) lesión de Neymar

El crack brasileño del PSG no se perdería el duelo contra el Real Madrid por nada del mundo



Saltaron las alarmas en París después de ver cómo Neymar abandonaba el partido ante el Marsella con una lesión en el tobillo. Por si era poco, los lloros desamparados del brasileño hacían presagiar lo peor para los franceses. Sin embargo, el madridismo está más que acostumbrado a los teatrillos de Neymar en el Barcelona, por lo que no se acababan de creer lo que le estaba supuestamente pasando a Ney.

Tras el susto inicial, fue el propio Unai Emery el que tranquilizó a sus seguidores valorando que la estrella brasileña estará en condiciones de jugar contra el Real Madrid la vuelta de los octavos. Esa fue la primera señal de que la lesión de Neymar no era tan grave como nos quería hacer creer el delantero. Pero la cosa va más allá y es que, con total seguridad, Neymar estará el próximo 6 de marzo en el Parque de los Príncipes.



Las claves de la 'lesión' de Neymar

Lo primordial para entender el caso de Neymar es que, por mucho dolor que pudiera sentir el jugador, no hay rotura de ningún tipo. Ni del hueso, ni músculo ni ligamentos. El tobillo de Neymar estará tremendamente dolorido, pero nunca roto, lo que resta mucha gravedad al asunto. Al existir solo el dolor, el tobillo está en perfectas condiciones y con una simple infiltración, Neymar podría jugar sin problemas.

Pero más allá de las razones puramente físicas, existen otras muchas que Neymar conoce a la perfección. En primer lugar, la casualidad es que el brasileño sufrió la lesión contra el OM con el partido totalmente sentenciado. Solo entonces decidió que tenía dolor suficiente para salir del campo. Además, las ganas de protagonismo de Neymar dan para cualquier cosa. Habitual de cambiarse las botas en medio del partido para acaparar focos, calentar la previa con su figura como gran duda es algo que 'le pone'. De hecho, el propio jugador ha querido exhibir 'su dolor' en Instagram con una foto del estado de su tobillo. Su lesión no es más que una acción comercial tendente a monopolizar toda la atención de los días previos del partido en su persona. Eso le proporcionará suculentos beneficios especialmente de los mensajes que vaya filtrando a través de las redes sociales a su millonaria audiencia de seguidores.

Por si fuera poco al PSG y a Neymar les sale a cuenta arriesgar. Con la Liga decidida, el último partido importante del año es el del Madrid y Neymar sabe que habrá demasiados focos mirando como para perdérselo. A pesar del estado de su tobillo -muy inflamado- , queda casi un mes para el partido de vuelta y eso lo saben en París. Más le vale al Madrid contar con que Neymar estará en el partido de vuelta.


Deja tu Comentario