2018-02-27 22:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Un gol en el último minuto rompe el encanto de Cornellà para el Real Madrid (1-0)

Gerard Moreno resuelve el Espanyol Real Madrid en el último minuto y acaba con la racha de victorias del Real Madrid en Cornellà.



El Real Madrid ha truncado su racha de cinco partidos consecutivos victoriosos y pierde por primera vez en la historia del estadio de Cornellà-El Prat, un recinto en el que no conoció la derrota y sólo cedió un empate. Zidane ha intentado ganar el partido en los últimos minutos colocando a Sergio Ramos en punta y dando entrada a Benzema y Ceballos, pero el Espanyol le ha sorprendido en un contragolpe bien llevado por Sergio García por la derecha y culminado por el peligroso Gerard Moreno libre de marca. 



El Real Madrid tenía equipo para ganar en Cornellà

Zidane ha alineado a la Unidad B, pero no es excusa. Ahí estaban Keylor Navas, Sergio Ramos, Asensio, Isco, Bale, Lucas Vázquez... mucha calidad que no justifica el triunfo del Espanyol. No sirve como justificación que faltaran Cristiano Ronaldo, Marcelo, Modric, Kroos, Casemiro o Carvajal. Son bajas sensibles, pero aún sin ellos este Real Madrid es netamente superior al Espanyol, que esta temporada ya ha ganado en su feudo al Atlético de Madrid, FC Barcelona y Real Madrid.

Daba la sensación de que el partido iba acabar en empate y Zidane arriesgó buscando los tres puntos adelantando a Ramos y dando nuevos bríos al ataque con Benzema y Ceballos. Pero, lejos de obtener el premio, se llevó el castigo de Gerard Moreno. Un castigo entre comillas porque en el horizonte del Real Madrid no hay más objetivo que el PSG. Todo lo que hace el Real Madrid en en clave PSG. Incluso el partido de hoy venía mediatizado por el PSG. Y es que da lo mismo estar a 14 que a 17 puntos en una Liga que hace ya meses que el Real Madrid dio por perdida.



Y hoy se ha notado en los jugadores esa falta de ritmo que sólo puede proporcionar la necesidad de ganar a toda costa. Este Real Madrid no necesita ganar en La Liga, porque no le va a sacar de ningún apuro una victoria. Y entre el frío y el nivel de exigencia de un Espanyol muy justito, el Real Madrid se ha contagiado y ha protagonizado un partido muy pobre de calidad técnica y con muy poco desgaste físico. Al partido le ha faltado ritmo y pasión, y eso que desde la grada el Real Madrid ha recibido el apoyo constante de los miles de aficionados blancos que se han dado cita en el campo de Cornellà. El juego ha sido trabado y el resultado un espectáculo soso y aburrido.

Zidane se ha pasado el partido pidiendo a sus hombres más intensidad, pero era imposible. Lo cierto es que la primera mitad ha sido soporífera. Apenas un par de ocasiones por equipo. En la segunda parte se ha animado la cosa y Keylor Navas y Diego López han tenido que emplearse a fondo. En el Real Madrid Lucas Vázquez era el más incisivo y Asensio apenas aportó un par de detalles de maestro. Sorprendió que Zidane se volviera a olvidar de Ceballos en un partido con tantas ausencias, lo que confirma que le tiene relegado al "pelotón de los torpes". 

El gol de Gerard Moreno, que remató sin que nadie le molestara, llegó en el minuto 92 y eso hizo aún más daño, pero lo cierto es que el Real Madrid tampoco se esforzó lo suficiente como para merecer la victoria. Aunque, también es cierto, no se hizo acreedor a la derrota. Partido para olvidar, intrascendente, sin consecuencias. El penúltimo antes del PSG, que es lo que verdaderamente interesa. Lo de hoy sólo era un trámite. 

Ficha técnica

Espanyol, 1 - Real Madrid, 0

Espanyol: Diego López, Marc Navarro, David López, Óscar Duarte, Aarón, Sergi Darder, 'La Roca' Sánchez, Víctor Sánchez (Granero, 68'), Piatti (Baptistao, 78'), Gerard Moreno y Gerard Moreno.

Real Madrid: Navas, Achraf, Varane, Sergio Ramos, Nacho, Lucas Vázquez, M. Llorente, Kovacic (B. Mayoral, 88'), Marco Asensio, Isco (Benzema, 68') y Bale (Ceballos, 81').

Gol: 1-0, minuto 92. Gerard Moreno

Árbitro: Sánchez Martínez (Murcia). TA: Bale (37')

Campo: RCDE Stadium ante 19.805 espectadores.