2018-02-28 14:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

Un año más (y gracias a la lesión) Neymar no se perderá la fiesta de su hermana

Durante los cuatro años que permaneció en el Barça, Neymar no se perdió jamás la fiesta de aniversario de su hermana en Sao Paulo: siempre hubo lesiones y partidos de sanción.



 

Cuando Neymar se fue del FC Barcelona a alguno se le ocurrió comentar en tono jocoso que el club azulgrana le traspasaba al PSG también el problema del cumpleaños de su hermana Raffaella, el 11 de marzo, una fecha que para Neymar es innegociable. Durante su etapa como jugador del Barça se las apañó para asistir a los cuatro cumpleaños. También este año podrá disfrutar de la fiesta brasileña en Sao Paulo. Y en el PSG estaban avisados.



Lo primero Brasil, después el PSG

Mucho misterio en torno a la lesión de Neymar. El siniestro padre ha puesto luz al asunto afirmando que su hijo tendrá que pasar por el quirófano y permanecer un par de meses inactivo. Ideal para llegar a tope al Mundial, que es lo único que en realidad preocupa al clan Neymar, una vez asegurados los 31 millones de contrato y las comisiones que paga el PSG. La lesión, de hecho, ya da para pensar mal. Se la hizo él solito. En el PSG se habían hecho a la idea, y así lo explicó Unai Emery, de que esta lesión no le impediría jugar ante el Real Madrid el partido de vuelta de la Champions League si se infiltraba. Pero Neymar no está para historias y menos para poner en riesgo su presencia en el Mundial, algo que le reportará cuantiosos beneficiosos económicos a través de contratos comerciales.

Neymar nunca ha faltado a la cita con su hermana en Sao Paulo el 11 de marzo

Pero lo más cómico de la situación es que esta lesión le permitirá acudir, como siempre, a la fiesta del 22 cumpleaños de su hermana, todo un acontecimiento social que año tras año se organiza en Brasil. Ya en su época de jugador del Barça, Neymar asistió a los cuatro cumpleaños de su hermana, de los 18 a los 21 años. Y siempre encontró una buena excusa para coger el avión y largarse a su país dejando tirados a sus compañeros.

Nunca en el Barça jugó el partido que coincidía con el aniversario de su hermana Rafaella. En la temporada 2013-14 fue suplente ante el Osasuna, En la 2014-15 se lo hizo venir bien para cumplir el partido de sanción por acumulación de amonestaciones y no jugó ante el Rayo Vallecano. En la temporada 2015-16, el mismo motivo le impidió alinearse frente al Eibar. Y en la temporada pasada, cuando las tarjetas no le sirvieron de coartada, apareció de manera imprevista una lesión en los adductores de su pierna izquierda que no le permitieron jugar ante el Deportivo. En todos estos casos, Neymar, probablemente por contrato, obtuvo permiso del club para ausentarse y volar a Brasil



Pura casualidad, claro. Pero se admiten apuestas: ¿Estará presente Neymar en Sao Paulo el próximo 11 de noviembre en la fiesta del 22 aniversario de su hermana Raffaella? ¿Le pillará el festeja en plena recuperación en Brasil? Los antecedentes dan pie a pensar mal.

 

 

 


Deja tu Comentario