2018-03-01 23:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Mateu Lahoz se lleva al Barça por delante y le birla dos puntos (1-1)

La actuación de Mateu Lahoz ha sido decisiva para frenar al FC Barcelona en Las Palmas y para darle cierta emoción a La Liga.



El FC Barcelona, con una alineación muy extraña, se ha dejado dos puntos en Las Palmas ante un rival muy limitado que ha contado con el auxilio del colegiado Mateu Lahoz para cumplir los deseos de la Federación Española y la Liga de Fútbol Profesional, adscritos a la idea de que "hay Liga". O al menos debe de haberla. El gol de falta de Messi en el minuto 20 de la primera mitad ha sido neutralizado por Mateu Lahoz con un penalti que sólo vio él, de la misma manera que sólo él no vio la mano del portero Chichizola, ni la expulsión de Aguirre por placaje a Messi ni la de Gálvez por agarrón, derribo y patadón sobre el argentino, ni el derribo a Paulinho dentro del área. Mateu Lahoz, de merecida fama madridista, le ha hecho un favor a La Liga impidiendo la victoria del Barça.



Mateu Lahoz cumple su misión de frenar al Barça

El campo era un clamor al término del partido. Parecía que el Las Palmas había ganado la Champions League. Y es que arrancarle un empate al Barça es poco menos que un milagro. Y así se lo han tomado en Canarias, como un milagro. Pero los milagraos no existen, y si el equipo de Jémez se ha mostrado escaso de nivel y pobre de ideas para plantarle cara al Barça, ahí ha aparecido el colegiado Mateu Lahoz para auxiliarle. Hasta tres expulsiones le ha perdonado al Las Palmas. A Chichizola por despejar el balón de forma clamorosa fuera del área. Lo vio todo el campo menos el que lo tenía que ver. A Aguirregaray por agarrar, derribar y golpear a Messi al borde del área cuando éste se colaba a portería. Y a Gálvez por otra entrada malintencionada al propio Messi. A todo eso hay que añadir el penalti claro sobre Paulinho que no quiso señalar. 

A cambio Mateu vio penalti contra el Barça en una jugada en la que nadie se puso de acuerdo. De entrada se aprecia falta sobre Vermaelen, que es derribado. Luego, hilando fino, parece apreciarse un posible agarrón de Sergi Roberto a un contrario o quizá una posible mano de Digne tras rebotarle el balón del poste. ¿Quién lo sabe? Sólo Mateu Lahoz y su conciencia saben lo que sucedió allí. Estuvo Mateu tan fino ahí como espeso en las jugadas polémicas que debían beneficiar al Barça... si hubiera habido en el campo un árbitro como Dios manda.



¿Habrá otra sesión de terror arbitral en el Barça-Atlético?

Si el objetivo era atracar al Barça, misión cumplida. Pero no es suficiente. Lo de hoy da pie a pensar que el domingo, ante el Atlético de Madrid, habrá segunda parte para darle emoción a un campeonato que está siendo aburrido desde la primera jornada por la superioridad aplastante del Barça. El domingo el Barça recibe al Atlético con cinco puntos de ventaja. Ahí se ventila La Liga y es para temer lo peor.

En Canarias, la LFP ya se ha encargado de ajustarle las cuentas al Barça, no en vano su presidente es un radical madridista, colocándole el desplazamiento más largo en el jueves nocturno anterior al domingo decisivo mientras el Atlético, que jugaba en casa, disponía de 24 horas más para descansar. Luego era necesario que las "fuerzas del bien", en este caso Mateu Lahoz, velaran por los intereses de la competición española protegiendo su dosis de emoción. El último capítulo se tiene que cerrar el domingo con otra sesión de terror arbitral para que el golpe al Barça sea total.

Lo cierto es que el Barça ha dominado sin problemas la primera mitad con un golazo de Messi de golpe franco que hacía justicia a lo visto sobre el terreno de juego: un Barça muy superior y un Las Palmas inofensivo. El Barça tenía el balón, controlando la situación, y lo recuperaba rápidamente cuando quedaba en poder del Las Palmas. Todo muy controlado hasta que Mateu Lahoz sacó de quicio a los barcelonistas al final del primer tiempo, cuando Chichizola ha jugado al balonmano fuera del área sin que se enterara Mateu Lahoz. Los jugadores del Barça se fueron al vestuario descentrados y durante la segunda mitad ya no fueron capaces de controlar el partido, seguramente asqueados por las decisiones de un Mateu Lahoz que podrá presumir ante sus amigos de ser el árbitro que le pita un penalti en contra al Barça desde 2016. 

Coutinho, bien. Dembélé, testimonial

Valverde ha dejado hoy fuera de la formación titular a Piqué, Rakitic, Coutinho y Dembélé pensando en el partido decisivo del domingo. Y se la ha jugado con Luis Suárez, que de haber visto una tarjeta amarilla se habría quedado fuera del Barça-Atlético de la próxima jornada. Y ha vuelto a tirar de Messi, prescindiendo de rotaciones. 

Y Messi en el minuto 20. MInutos antes el portero Chichizola le había puesto una mano portentosa a un lanzamiento parecido que el argentino lanzó a la escuadra derecha. El portero se confió y en la segunda ocasión se la tiró por la izquierda. Era el gol número 33 que Messi conseguía de falta vistiendo la camiseta del FC Barcelona. Y entró con efecto y colocación y como una exhalación. Luego, en la segunda mitad llegó la confusa jugada en la que Mateu Lahoz vio penalti y Calleri se encargó de transformarlo. Valverde le vio las orejas al lobo y puso en el campo a Rakitic, Coutinho y Dembélé. 

El brasileño aportó su ración de clase y calidad, aunque insuficiente para resolver el problema. Dembélé, que apenas jugó 15 minutos, intentó muchas cosas pero no le salió ninguna. Messi se difuminó en la segunda mitad, agobiado por las faltas, agarrones y empujones de un Las Palmas que jugaba con los once hombres encerrados en su área, y Luis Suárez rehuyó el contacto con los defensas sabedor de que a Mateu Lahoz le faltaría tiempo para enseñarle la tarjeta y borrarle del Barça-Atlético de Madrid del domingo.

Y el Barça vuelve de Las Palmas con el sabor agridulce de encadenar el vigesimosexto partido de Liga sin conocer la derrota, pero cediendo dos puntos más al Atlético, que el domingo se presentará en el Camp Nou a cinco puntos y con la opción de salir de él a dos. Lo de Mateu Lahoz ha sido escandaloso, pero también lo ha sido que este Barça, plagado de estrellas en la segunda mitad especialmente fuera incapaz de marcarle un gol de jugada a un equipo que es carne de Segunda División. El domingo no puede haber más errores. Al menos que todos sean del árbitro.

Ficha técnica

Las Palmas, 1 - FC Barcelona, 1

UD LAS PALMAS: Chichizola; D. Castellano (c) (Macedo, 75'), Gálvez, Ximo Navarro, Aguirregaray, Vicente Gómez (Aquilani, 70'), Halilovic, Tana, Etebo, Jairo (David García, 86') y Calleri

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Umtiti, Vermaelen, Digne; Busquets. Paulinho (Rakitic, 63'), Iniesta (c) (Dembélé, 75'). Aleix Vidal (Coutinho, 57'), Luis Suárez y Messi

Goles: 0-1 min. 21 Messi. Falta directa de Leo Messi que hace inútil la estirada de Chichizola; 1-1 min. 48. Callery de penalty.Penalty por manos de Digne en un rechace del balón en el poste. Calleri lo transforma batiendo a Ter Stegen.

Árbitro: Mateu Lahoz (col. valenciano). Mostró tarjetas amarillas a Aguirregaray (5') por entrada a Iniesta; a D. Castellano (10') por agarrar a Messi; a Ximo Navarro (20') por falta a Messi; a Digne (24') por derribar a Aguirregaray; a Sergi Roberto (41') por pérdida de tiempo; a Umtiti (52') por derribar a Etebo; a Etebo (66') por derribar a Messi; a Gálvez (68') por derribar a Messi; a Calleri (90+4) por una falta a Umtit;